El SEGEMAR da inicio a la instalación de la red de monitoreo del Complejo Volcánico Laguna del Maule en Neuquén

Profesionales del Observatorio Argentino de Vigilancia Volcánica (OAVV) del Servicio Geológico Minero Argentino (SEGEMAR), partieron desde la ciudad de Neuquén con destino al norte de la provincia para dar inicio a la instalación de 5 estaciones de monitoreo volcánico.



Imagen: Sobrevuelo de reconocimiento al Complejo Volcánico Laguna del Maule

El pasado lunes 8 de noviembre y en el marco del Convenio de Colaboración y Asistencia Técnica en Materia de Monitoreo de los Volcanes Activos de la Provincia del Neuquén firmado entre el Servicio Geológico Minero Argentino (SEGEMAR) y el Ministerio de Ciudadanía de la Provincia del Neuquén, se dio inicio a las tareas de instalación de la nueva red de monitoreo volcánico del Complejo Volcánico Laguna del Maule sobre el territorio argentino.

El Complejo Laguna del Maule se ubica en el área del norte neuquino que limita con la región del Maule en Chile y es uno de los principales volcanes activos de la República Argentina. Este complejo volcánico se posiciona en el puesto N° 3 del Ranking de Riesgo Relativo elaborado por el SEGEMAR para la Argentina y se encuentra en alerta técnica amarilla desde junio del 2020 producto del aumento sostenido de su actividad sísmica, de acuerdo a los reportes de las redes de monitoreo de Chile.

Si bien tras el acto que en el día de ayer encabezó el Gobernador de la Provincia de Neuquén, Omar Gutiérrez, se dio oficialmente inicio a los trabajos de instalación, el personal del Observatorio Argentino e Vigilancia Volcánica (OAVV) del SEGEMAR, conformado por Sebastián García, Director del Observatorio Argentino de Vigilancia Volcánica, Gabriela Badi, Víctor Preatoni, Gerónimo González Castellote, Nicolás Núñez y Gemma Acosta, lleva ya poco más de una semana en Neuquén configurando y preparando el equipamiento y sobrevolando el área para corroborar los sitios previamente seleccionados para la instalación de las estaciones de monitoreo.


Imagen: Personal del Observatorio Argentino e Vigilancia Volcánica (OAVV) del SEGEMAR, configurando y preparando el equipamiento para las estaciones de monitoreo

En relación al equipamiento, que ronda una inversión estimada en 450 mil dólares estadounidenses, se instalarán un total de 5 estaciones multiparamétricas que incluirán: 5 estaciones sismológicas, 3 estaciones GPS y 1 cámara IP, 12 antenas de comunicación, 13 paneles solares, 80 baterías de gel, 14 reguladores de carga y todas las estructuras para el emplazamiento. Además de las 5 estaciones, denominadas como Laguna Fea (FEA), Barrancas (BAR), Laguna Negra (NEG), Rayo (RAY), Curamillo (CUR), también se instalará una estación repetidora (RPO) y un nodo de recepción de datos en la localidad de Coyuco-Cochico (NCO).


Imagen: Futura disposición de las estaciones de monitoreo en territorio argentino. Laguna Fea (FEA), Barrancas (BAR), Laguna Negra (NEG), Rayo (RAY), Curamillo (CUR).

Durante el transcurso de los próximos 15 días, los profesionales del OAVV del SEGEMAR, conjuntamente con personal de la Subsecretaría de Defensa Civil y Protección Ciudadana de la Provincia del Neuquén y profesionales de la Oficina Provincial de Tecnologías de la Información y la Comunicación (OPTIC) de la Provincia del Neuquén, con el apoyo de medios aéreos por parte de Aeronáutica Neuquén, realizarán la instalación en terreno de las estaciones que permitirán monitorear por primera vez este volcán desde nuestro país, y a su vez complementar la actual red de monitoreo que funciona sobre el territorio Chileno, a cargo de Servicio Nacional de Geología y Minería de Chile (SERNAGEOMIN).

La instalación de esta nueva red de monitoreo sobre el territorio argentino con equipamiento de última generación, permitirá al OAVV del SEGEMAR realizar el monitoreo del volcán en tiempo real, utilizando las técnicas más avanzadas aplicadas en los principales observatorios volcanológicos en el mundo y posibilitando la generación de alertas tempranas en el marco del Sistema Nacional para la Gestión Integral del Riesgo (SINAGIR), a fin de dar aviso a las autoridades de Protección Civil y a la población afectada y mitigar el riesgo volcánico en nuestro país.