El secretario de la SEDRONAR visitó Rosario


El titular de la SEDRONAR, Roberto Moro, recorrió ayer el barrio Ludueña, una de las zonas más vulnerables de Rosario, donde se reunió con representantes de la iglesia católica local, que abordan la problemática de las adicciones en el territorio santafesino.

“Con estos encuentros tratamos de potenciar el trabajo de las organizaciones de base y de la Iglesia Católica, ya que la gran mayoría de los consumidores de paco no quieren tratarse. Es ahí donde los centros de vida buscan generar y regenerar vínculos para que el chico tenga una lugar donde recurrir, no sólo a iniciar un tratamiento sino para comenzar a reconstruir su vida”, consideró Moro.

De esta manera, convocado por los sacerdotes Fabián Belay y Federico Salmerón, el funcionario nacional visitó la escuela primaria “Luisa Olguín”, donde tuvo de primera mano el trabajo que cada uno ellos lleva adelante en los centros barriales que dirigen, y en los que se atienden las distintas problemáticas que atraviesan a los jóvenes de aquellas zonas.

Posteriormente, Moro visitó el comedor del padre Edgardo Montaldo, adyacente a la escuela primaria para luego concurrir al centro de atención de día, Saltimbanqui, donde se interiorizó acerca de las tareas de prevención que allí se realizan.

Por último, el secretario de la SEDRONAR participó de la presentación de la Comunidad del Padre Misericordioso, que dirige el padre Belay, y que cuenta con tres dispositivos centrales para el abordaje de las adicciones. En estos espacios de contención abordan la problemática de las adicciones desde una mirada terapéutica, pero sin descuidar el lado espiritual. Es por ello que brindan distintas actividades que van desde espacios de reflexión, hasta talleres de electricidad y mecánica, así como también la práctica de deportes.