El Programa RAICES cuenta con dos nuevas REDES de científicos/as argentinos/as en el exterior

Las REDES de científicos/as argentinos/as están radicadas en República Checa y Nueva Zelanda, y se suman a las otras 14 REDES ya consolidadas en distintos países que activamente colaboran con la construcción de la política científica y tecnológica nacional.


Bajo el objetivo de promover el vínculo entre los/as científicos/as argentinos/as residentes en los territorios de República Checa y Nueva Zelanda, y la comunidad científica argentina, estas nuevas REDES se suman a las ya existentes en Alemania, Australia, Canadá, Chile, Brasil, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Israel, Italia, Países Bajos, Reino Unido, Suecia y Suiza. Además, tanto en China como en España y México se encuentran en proceso de conformación otras tres REDES.

Sus actividades se relacionan con la generación de espacios de intercambio y colaboración en distintas áreas vinculadas a la investigación científica y académica, y funcionan bajo la coordinación del Programa RAICES, relanzado a finales de 2020 con el propósito de recuperar sus objetivos históricos y promover nuevos ejes de trabajo, como el involucramiento de las REDES en la construcción colectiva del Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 2021-2030.

A la fecha, la RED de científicos/as argentinos/as en Nueva Zelanda (RCANZ) cuenta con 30 miembros que desarrollan sus profesiones en diversas disciplinas.

Ana Clarke, coordinadora científica de la RCANZ, manifestó que su principal motivación radica en “la posibilidad de planificar y concretar proyectos bilaterales en áreas claves a partir del establecimiento de acuerdos que promuevan una colaboración en ciencia, tecnología e innovación, reforzando así las relaciones existentes entre ambas comunidades científicas”.

En particular se destaca la integración de una disciplina dedicada especialmente a la “Inteligencia Artificial y Machine Learning”, que nace a partir de detectar la relevancia que tiene la aplicación de estas tecnologías en los sectores agrícolas de ambos países; en particular, en lácteos, carnes y cultivos.

La RCANZ cuenta con un portal web en el que se difunden actividades de interés para la comunidad académica y científica, y el público en general: rcanz website.

Por su parte, Anabella Araudo, coordinadora científica de la Red Científica Argentina en República Checa (RECARC), se manifestó sobre la contribución de la Red a la política científica argentina: “Existe desde hace varios años una intensa colaboración entre científicas/os checas/os y argentinas/os a través del Observatorio Pierre Auger, en Malargüe, Mendoza. Además, una colaboración muy fructífera en el estudio de las estrellas masivas entre grupos de la Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas de la UNLP y del Instituto de Astronomía de la Academia de Ciencias. Desde la RECARC queremos fortalecer las colaboraciones ya establecidas y fomentar otras, como por ejemplo en biotecnología. Nuestra RED tiene también una parte cultural donde estamos planeando, por ejemplo, actividades en el marco de festivales de cine; muy numerosos en Praga y en otras ciudades de la República Checa”.