El Programa Justicia Terapéutica ya tiene sus primeros egresados


El secretario de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación Argentina (SEDRONAR), Roberto Moro, encabezó la ceremonia de egreso de los tres primeros participantes del Programa Piloto “Justicia Terapéutica”. Estuvo acompañado por la secretaria de Justicia del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, María Fernanda Rodríguez, y por la titular del Juzgado Nacional de Ejecución Penal N° 5 de la Capital Federal, María Jimena Monsalve.

“Hoy tenemos a estos tres jóvenes que están reinsertándose laboralmente y concluyendo la etapa educativa, gracias al trabajo en equipo del Ministerio Público, la Justicia y SEDRONAR”, sostuvo el secretario Moro. Y agregó: “Esta Justicia tiene una mirada restaurativa y sana que pone en el centro de la escena al sujeto para acompañarlo y ayudarlo a reinsertarse en la comunidad”.

El programa Justicia Terapéutica para el Tratamiento Integral de Infractores de la Ley Penal con Consumo Problemático de Sustancias Psicoactivas es una iniciativa articulada entre el Ministerio de Justicia, la SEDRONAR, los ministerios Públicos Fiscal y de la Defensa y el Poder Judicial, para implementar un tratamiento integral orientado a reducir el consumo de drogas, evitar la reiteración de conductas delictivas y favorecer la integración social.

“En estos casos la ley ofrece una respuesta diferente y cumple con tres objetivos claros: reducir el consumo, evitar la recaída en el delito y promover la integración social de los participantes”, expresó la coordinadora de Asuntos Internacionales del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, María Sol Purita, quien está a cargo de la coordinación de este programa, que propicia el desarrollo de factores protectores como educación, trabajo y revinculación familiar para evitar que el participante reincida en el delito.

Esta iniciativa pretende ser así un claro ejemplo de una justicia más humana, y cercana a las problemáticas concretas, que apunta a entender el conflicto subyacente al delito para una solución más eficiente. Asimismo, este programa tiene una fuerte perspectiva de género, dado que el enfoque de los procesos terapéuticos que atraviesan los participantes no sólo contempla el consumo problemático sino el desarrollo de habilidades para la reducción del riesgo y la violencia.

La ceremonia de egreso de los tres primeros participantes del programa piloto se realizó en la sede de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, ubicada en el espacio de la ex – ESMA, y contó además con la presencia del subsecretario de Asuntos Penitenciarios y consejero de la Magistratura de la Nación, Facundo Bargallo Benegas; y del defensor público oficial ante los Tribunales Orales en lo Criminal Federal, Guillermo Todarello, entre otros integrante del equipo interdisciplinario, agentes de tratamiento sanitario y operadores.