El ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva visitó el Centro Atómico Bariloche

Junto a autoridades de la CNEA, Daniel Filmus recorrió las instalaciones del CAB, la Fundación INTECNUS y el Centro Regional Universitario de la Universidad Nacional del Comahue. Además, anunció una iniciativa que busca promover la transición energética que contará con un financiamiento de 1.000 millones.


El ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Daniel Filmus, visitó las instalaciones del Centro Atómico Bariloche (CAB) de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), junto al Presidente de la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (Agencia I+D+i), Fernando Peirano, la presidenta del organismo, Adriana Serquis, y el Gerente General, Alberto Baruj. También estuvo presente la Senadora Nacional y Presidenta de la Comisión de Ciencia y Tecnología del Senado, Silvina García Larraburu.

Durante su visita, el ministro recorrió distintas instalaciones del CAB, entre ellas el edificio de Telecomunicaciones, el simulador y brazo robótico del Reactor CAREM,la Sala Limpia Nano del Instituto de Nanociencia y Nanotecnología (INN) y el Instituto Balseiro. Además, mantuvo un conversatorio sobre las SOFC (Solid Oxide Fuel Cell) pilas de combustible y electrolizadores, a partir de hidrógeno.

Durante la jornada, Filmus asistió a la Fundación INTECNUS, institución que se ocupa de del diagnóstico y tratamiento de una amplia gama de patologías cardíacas, neurológicas, endócrinas y oncológicas, creada por la CNEA, la Fundación Escuela Medicina Nuclear (FUESMEN) y la Fundación Centro Diagnóstico Nuclear (FCDN). También visitó el Centro Regional Universitario Bariloche (CRUB) de la Universidad Nacional del Comahue (UNComa).

Tras su recorrida, Filmus destacó la importancia del trabajo que se está realizando en la CNEA y subrayó que la visita “significa plasmar el compromiso del Gobierno Nacional en apoyar los proyectos y programas del Organismo a través de la recientemente sancionada Ley de Financiamiento del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación y de la también reciente Ley de Economía del Conocimiento, para fortalecer la articulación público-privada en Ciencia y Tecnología”.

Esta nueva ley “implica que proyectos y programas como los de la CNEA tengan continuidad y certidumbre a mediano y largo plazo y, además, obliga al Estado a repartir los recursos de la forma más federal para satisfacer de manera equitativa las necesidades de cada una de las provincias y las regiones. Por eso nuestro compromiso no solo es sostener los puestos de trabajo sino invertir fuertemente en desarrollos de transición energética que tienen mucho que ver con nuestra soberanía científico-tecnológica”, aseguró el ministro.

Por su parte, Adriana Serquis valoró como muy positiva la visita del ministro a las instalaciones de la CNEA, “ya que permite poner en valor proyectos importantes de la institución, como el CAREM”. Asimismo, aseguró que “para todos los investigadores, tecnólogos y becarios es muy importante dar a conocer todo el trabajo que se hace en el Centro Atómico. Esto nos da la oportunidad de visibilizar las tareas de investigación y desarrollo que realizamos, así como las capacidades que tenemos”.

En tanto, Fernando Peirano se refirió al Reactor CAREM y destacó que “hoy este proyecto entra en la fase de empezar a construir componentes, lo que requiere de la industria argentina. Esto significa una oportunidad desde la planificación, de poder anticipar esas demandas y requerimientos técnicos, para que la industria argentina esté a la altura a partir de la ayuda que le puede dar la Agencia I+D+i a través de los subsidios y créditos que damos a las PyMES”.

Nueva convocatoria

En este contexto, el ministro Filmus anunció la convocatoria “Proyectos Estratégicos para la Transición Energética” de la Agencia I+D+i, con un financiamiento de 1.000 millones de pesos. Esta iniciativa busca impulsar nuevas capacidades científicas, tecnológicas y de innovación locales que aporten a la incorporación de herramientas, equipos y conocimientos que favorezcan un mejor aprovechamiento de los recursos renovables para generar energía con baja emisión de gases de efecto invernadero.

Según explicaron las autoridades de la Agencia I+D+i, la convocatoria está destinada a asociaciones público-privadas o público-públicas integradas por al menos una institución de Ciencia y Tecnología pública o privada sin fines de lucro para que encaren proyectos que fortalezcan las capacidades científicas, tecnológicas y de innovación locales vinculadas al proceso de Transición Energética Nacional.

Las propuestas están focalizadas en atender demandas energéticas enmarcadas en las siguientes líneas de acción:

● Energía Termosolar para aplicaciones industriales.

● Energía Eólica de Potencia para Generación Eléctrica.

● Producción de Biocombustibles.

● Desarrollo de la cadena de valor del Litio.

● Desarrollo de la cadena de valor del Hidrógeno.

● Desarrollo de Tecnología Undimotriz.

● Integración a red de las energías comprendidas en las líneas 1 a 6.

Además, con esta convocatoria se espera desarrollar conocimientos y tecnologías que contribuyan al cuidado del ambiente, contribuir al mejoramiento y la articulación de las capacidades científicas, tecnológicas e industriales del país, reducir la dependencia de los combustibles fósiles en la producción de energía, mejorar la competitividad del sector productivo y facilitar el desarrollo genuino, federal y sustentable del país.

La convocatoria cuenta con 1.000 millones de pesos de financiamiento a través de la adjudicación de Aportes No Reembolsables (ANR). Las bases se podrán consultar a partir del lunes 15 de noviembre y desde el miércoles 1 de diciembre se podrán presentar los proyectos.