El Jefe de Gabinete expuso un nuevo informe de gestión ante el Senado


El jefe de Gabinete, Marcos Peña, convocó al trabajo conjunto para sentar bases de largo plazo y construir "ese país federal que tantas veces se ha declamado", pero advirtió que también es necesario "debatir maduramente y en equipo el rol y los niveles de responsabilidad" que corresponden al Estado nacional y a las provincias.

"En estos dos años hicimos mucho. Pusimos orden donde había desorden, justicia donde había injusticia, confianza donde había desconfianza y un sistema previsible donde antes había arbitrariedad", señaló al exponer ante el Senado de la Nación.

Sostuvo que "si cada uno cumple su parte, el gasto público y los impuestos irán bajando a niveles más razonables".

"Eso ayudará a nuestros productores, generará empleo en todo el país y nos permitirá seguir creciendo como estamos creciendo hoy y de esa manera podremos superar la pobreza y la desigualdad que todavía hay en nuestro país", agregó.

El Jefe de Gabinete se pronunció en esos términos esta tarde al exponer un nuevo informe de gestión del Poder Ejecutivo ante el Congreso de la Nación, en esta oportunidad en la Cámara de Senadores.

Peña destacó que a lo largo de casi dos años y medio de gestión el Gobierno nacional "ha logrado sanear lo más urgente" y revertir la "hiperconcentración" que existía en la relación entre la Nación y las provincias.

"Por eso ahora estamos en condiciones de debatir maduramente y en equipo el rol y los niveles de responsabilidad de cada uno", subrayó en su disertación introductoria antes de comenzar a responder a las preguntas de los senadores.

En línea con esa idea señaló la necesidad de "rediscutir el rol del Estado federal" y abogó en favor de "un Estado donde se aclaren las responsabilidades de cada nivel gobierno", porque "todavía el Estado Nacional sigue haciendo cosas que deberían hacer las provincias o los municipios".

El Jefe de Gabinete advirtió que así como desde el Gobierno nacional "fuimos muy claros para responder a los problemas y devolverles fondos a las provincias, queremos ser muy claros también en esta discusión respecto de las funciones".

Peña sostuvo que "los recursos genuinos de las provincias tienen que volver a las provincias, y las provincias tienen que asumir sus responsabilidades de gasto", pero alertó que "en lo primero avanzamos mucho, en lo segundo todavía no".

Estimó que un camino posible es la nueva ley de coparticipación federal, que "está pendiente hace muchos años", y señaló que "corresponderá al Congreso analizar si esa es la mejor vía o no, pero es una obligación que tenemos constitucionalmente".

Puso de relieve que "en estos dos años y medio aumentamos transferencias automáticas, dimos más poder y recursos a las provincias y solucionamos problemas de décadas".

Indicó que "fruto de esta política hoy tenemos provincias que en su conjunto han saneado sus déficits fiscales y pueden encarar una planificación seria de su futuro".

Agregó que ello se da "mientras el Gobierno nacional encara su gradual reducción del déficit fiscal, priorizando la inversión social y previsional, los cuales están en las mayores proporciones de la historia".

"Y además estamos realizando el mayor plan de obra pública de nuestra historia, con obras en cada localidad del país", remarcó

Consideró luego que "a fines del año pasado dimos un gran paso con la sanción de las leyes de Responsabilidad fiscal y el Consenso fiscal, pero aún hay mucho camino para recorrer".

Peña sostuvo que actualmente "gracias a la devolución de recursos automáticos la participación de la coparticipación que va a las provincias en la recaudación de impuestos nacionales es la más alta en 20 años".

Precisó que este año llegará al 43 por ciento luego de que en 2015 era de un 38 por ciento y señaló que en 2018 las provincias "van a recibir 200.000 millones de pesos más que en el promedio 2003-2015".

Agregó que "en promedio las provincias alcanzarán este año el superávit primario y el año que viene el superávit financiero".

"En el 2016 había 11 provincias con superávit económico; en el 2017 (el número) creció a 13 y en el 2018 a 15", apuntó.

El Jefe de Gabinete sostuvo que "está claro que hay algunas excepciones que sólo llegarán dentro de unos años", pero destacó que "la tendencia en muy clara y por eso también decimos lo importante que es entender esta situación para comenzar a discutir hacia dónde vamos".