El jefe de Gabinete expuso el informe de gestión ante el Senado


El jefe de Gabinete, Marcos Peña, invitó al Parlamento a continuar trabajando en conjunto para acordar los "consensos básicos" que la Argentina necesita y aseguró que el Gobierno encarará esa tarea "con humildad" y con la convicción de que "las victorias electorales no dan derechos, sino obligaciones".

"Estamos absolutamente comprometidos con una agenda de futuro y de unidad, que no divida y que busque celebrar los puntos en común", afirmó esta tarde al exponer en el Senado de la Nación un nuevo informe de gestión del Poder Ejecutivo.

Remarcó que "más allá de lo que ocurre en las campañas electorales, estamos seguros de que en muchos temas estamos más cerca de los acuerdos de lo que se piensa".

Peña abogó en favor de que "en esta segunda etapa de nuestro Gobierno el trabajo parlamentario pueda ser tan fructífero como lo fue en la primera etapa" y que eso "no quede plasmado en leyes de corto plazo, sino para el futuro".

El Jefe de Gabinete se pronunció en esos términos en su discurso de introducción, antes de comenzar a responder las preguntas de los senadores.

Peña convocó a los legisladores "a construir juntos un camino de futuro" en línea con el mensaje que pronunció el presidente Mauricio Macri el lunes pasado en el CCK.

Recordó los ejes que propuso el Presidente, que están centrados en la responsabilidad fiscal, la inflación y los impuestos; los estímulos para favorecer la creación de empleo y la calidad institucional.

Peña estuvo acompañado en el hemiciclo de la Cámara alta por los secretarios de Coordinación Interministerial, Mario Quintana, de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, y de Comunicación Pública, Jorge Grecco.

También asistieron a la sesión la secretaria de Relaciones Parlamentarias, Paula Bertol; y los titulares del Plan Belgrano, Carlos Vignolo, y del Sistema Federal de Medios Públicos, Hernán Lombardi.

Luego de señalar la importancia de trabajar para que el país asegure el equilibrio fiscal y terminar definitivamente con la inflación, Peña se refirió a la reforma tributaria que ayer presentó el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

Indicó que con ese instrumento el Gobierno apunta a "eliminar distorsiones y avanzar hacia un sistema más equitativo".

"Creemos que no hay ningún sector económico argentino que se vea perjudicado con esta propuesta de reforma impositiva", afirmó.

"Son medidas que contribuyen a la creación de empleo de calidad, que fomentan la inversión y el desarrollo en todos los rincones del país, pero estamos abiertos a sentarnos a dialogar y encontrar las soluciones que sean las mejores para todos", añadió.

Ratificó que la reforma será implementada de manera "gradual para asegurar la sustentabilidad fiscal y proveer un marco de previsibilidad a la sociedad".

Sobre esta propuesta hizo también un señalamiento particular respecto de la iniciativa para gravar la renta financiera al afirmar que "es un debate en el que Argentina estaba morosa desde hace mucho tiempo".

Dijo que "la mayoría de los países ya tienen un impuesto a la renta financiera, pero nosotros no habíamos avanzado".

Sostuvo que "es un ejemplo de algo que debería ser un parámetro para el debate de la reforma tributaria y de cualquier otra reforma, que es ver que están haciendo otros países en situaciones similares a nosotros".

"Ver cómo se organizan y a partir de allí poder usar esa referencia para marcar nuestras propias posturas", apuntó.

Peña destacó luego que otro desafío está dado por "la actualización de nuestro sistema previsional".

Subrayó que ese debate se dará en el marco del Consejo creado por la ley de Reparación Histórica para diseñar un nuevo sistema previsional, con la participación de todas las fuerzas políticas, representantes de jubilados, trabajadores y empresarios, académicos y expertos previsionales.

Precisó que la idea es que ese grupo de trabajo "en el plazo de tres años pueda elevar una propuesta, con el mayor grado de consenso posible, sobre lo que va a pasar con nuestro sistema en el siglo XXI".

Peña puso de relieve también que "tenemos que estar de acuerdo en el consenso de que es el empleo formal el que va a generar las condiciones para salir de la pobreza en la Argentina".

Sostuvo que "el Estado tiene que tener un rol activo en la misión estratégica, en la regulación, en la igualación de la cancha, en el control".

"Pero la generación de empleo en nuestro sistema económico pasa por fomentar el emprendedurismo, la iniciativa privada y lograr que la inversión se multiplique a partir de esa competencia", agregó.

Indicó que "estamos trabajando en un marco de diálogo con las centrales sindicales" en busca de consensos para acordar iniciativas que "podamos presentar aquí en el Parlamento".

Explicó que la idea es apuntalar la creación de "trabajo en blanco y esquemas de capacitación que fortalezcan la capacidad de los trabajadores de acceder a empleos de calidad y que permitan reducir la litigiosidad".

Por otra parte, Peña hizo un llamado al Senado para que se avenga a "discutir la reforma política, que tiene media sanción".

Afirmó que hay que "darle tratamiento para que se puedan expresar las posiciones; creemos que el peor debate es el que no se da, porque nos aleja de la posibilidad de discutir transparentemente cada una de nuestras posturas".