El Gobierno Nacional pavimentó 140 km de la RN 40 al sur de Mendoza


El nuevo tramo asfaltado permitirá ahorrar más de una hora viaje entre Mendoza y Malargüe. Fue financiado por el Ministerio de Transporte, a través de Vialidad Nacional, a partir de una inversión superior a los $ 4.700 millones.

El presidente Mauricio Macri encabezó hoy la inauguración de un nuevo tramo de la ruta 40 junto al ministro de Transporte Guillermo Dietrich, la administradora de Vialidad Nacional Patricia Gutiérrez y el gobernador Alfredo Cornejo.

“Estas son las obras que se deberían haber hecho hace décadas y nunca se hicieron. En esta parte de Mendoza teníamos este tramo de nuestra emblemática ruta 40 de ripio, imposible de transitar en ciertas épocas del año. Hoy, estamos habilitando estos 140 km que van a cambiar la forma de transitar esta región no sólo para los mendocinos, sino para todos los argentinos que vienen a disfrutar de los espectaculares paisajes y actividades que Mendoza tiene para ofrecer. Con esta obra no sólo se ve fortalecido el turismo en la región, sino que se optimiza el transporte de carga por ruta, reduciendo costos, para que el país siga desarrollándose. El compromiso que tenemos junto con el presidente Macri es el de seguir en este camino, haciendo las obras para tener un país cada vez más grande, más desarrollado, con rutas más seguras e infraestructura moderna y de calidad en toda la Argentina.” Guillermo Dietrich, ministro de Transporte de la Nación.

La obra consistió en la pavimentación de un nuevo tramo de la ruta 40, a lo largo de 140 km entre Pareditas y El Sosneado, en la región cordillerana de Mendoza. El nuevo corredor permitirá ahorrar más de una hora de viaje y acortar unos 100 km del trayecto entre ambas localidades, que anteriormente demandaba el desvío a través de las RN 143 y RN144.

El nuevo corredor constituye una vía de comunicación directa y segura para más de 4.000 usuarios por día, muchos de ellos provenientes de las ciudades de Mendoza y Malargüe. La nueva traza de la ruta 40 reemplazará a la antigua y precaria ruta de ripio, que solo podía ser transitada en determinadas épocas del año por vehículos de tracción 4x4.

El proyecto incluyó la construcción de tres nuevos puentes: uno de 200 metros ubicado sobre el río Diamante; otro de 150 metros que se desarrolla sobre el arroyo Hondo; y finalmente uno de menores medidas ubicado a la altura del km 11.120. Con estos trabajos se completa la obra, cuya primera etapa había sido finalizada por el Gobierno Nacional a finales de 2016.

“La pavimentación de la ruta 40 es una obra esperada durante décadas por los mendocinos que a partir de hoy va a cambiar la vida de miles de personas. Esta obra no es parte de un relato; esta obra es una realidad concreta gracias a la insistencia y el empuje del presidente Mauricio Macri”, señaló Patricia Gutiérrez, administradora general de Vialidad Nacional.

La nueva ruta 40 contribuirá significativamente a la reducción de los costos logísticos ligados al transporte de cargas. Beneficiará principalmente a las actividades del sur de la provincia ligadas a la actividad petrolera y minera. Además, fomentará el desarrollo del turismo facilitar el acceso el acceso al Paso Pehueche y a ciudades como San Rafael, Malargüe y Las Leñas, dos de los principales centros turísticos.

SISTEMA CRISTO REDENTOR

En su visita a Mendoza, el ministro Dietrich recorrió la Variante a Palmira, sobre la RN 7. La nueva autopista de 38 kilómetros que está construyendo el Gobierno nacional forma parte del megaproyecto Sistema Cristo Redentor que se está realizando con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) a partir de una inversión de aproximadamente 750 millones de dólares.

La Variante Palmira, una vez terminada, conectará la localidad de Palmira con el Acceso Sur (RN40) de Mendoza, a la altura de Luján de Cuyo, a través de una variante a la RN7.Permitirá separar el tránsito particular del transporte de carga que circula desde y hacia Chile a través del Paso Internacional Cristo Redentor. Actualmente, 70.000 vehículos circulan diariamente entre Palmira y Luján de Cuyo generando importantes demoras y contratiempos para los vecinos tanto de las afueras de Mendoza como para los del centro de la Capital provincial.

Las obras que lleva adelante el Ministerio de Transporte de la Nación a través de Vialidad Nacional transformarán la RN 7 y el túnel del Cristo Redentor en un camino seguro y confiable hacia Chile, aliviando la congestión en el paso urbano de Mendoza, reduciendo accidentes viales en la zona de alta montaña y los reiterados cortes del paso por avalanchas.

En este marco, la semana pasada se publicó el llamado a licitación para la primera fase de obras de refuncionalización del Paso Internacional Cristo Redentor. Esta etapa comprende la ampliación del túnel Caracoles, un antiguo cruce ferroviario, y una de las dos vías subterráneas que conforman el paso internacional más importante entre Argentina y Chile, que actualmente se encuentra inhabilitada para el paso de vehículos.

Adicionalmente, desde fines de marzo se encuentra en marcha la rehabilitación integral de la RN 7 entre Uspallata y Potrerillos.