El Congreso Aprobó la Ley de Arbitraje Comercial Internacional


La Cámara de Diputados convirtió en Ley el proyecto de Arbitraje Comercial Internacional, la norma que permite armar en el país tribunales arbitrales para saldar disputas comerciales y brinda seguridad jurídica para las inversiones extranjeras.

La flamante iniciativa dispone un marco legal para la cooperación y resolución de conflictos comerciales internacionales, controlando todas las etapas del proceso arbitral y en consonancia con los principios mundiales de esta práctica.

Según explicó el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, se trata de “un hito fundamental para el fortalecimiento de la institucionalidad, la previsibilidad y la solución de controversias rápidamente y con un bajo costo”.

“Esto contribuye decididamente al progreso de la sociedad y al desarrollo económico y social”, subrayó el titular de la cartera.

La ley prevé que las partes podrán resolver sus potenciales conflictos ante un tribunal arbitral en la Argentina, además de nombrar a los árbitros y la sede arbitral, entre otras disposiciones. El texto recibió la sanción del Senado en septiembre de 2017 y obtuvo dictamen favorable de las comisiones de Justicia y de Relaciones Exteriores y Culto de Diputados a mediados de abril.

Se recurre al arbitraje internacional cuando las empresas han agotado sus posibilidades de negociación respecto a una disputa comercial. Este modelo de resolución de conflictos funciona de manera sencilla, confiable, flexible, rápida e implica menores costos que los tribunales de Justicia.

Argentina no contaba con una normativa de este tipo, y la legislación contenida en el Código Civil y Comercial de la Nación y en los códigos procesales, estaba pensada para arbitrajes locales, lo que no satisfacía las expectativas en el ámbito internacional, que requiere reglas específicas y en línea con otras partes del mundo.

Leyes similares rigen en Brasil, Bolivia, Chile, Paraguay, Perú, Venezuela, Colombia, Ecuador, México, Honduras, Nicaragua, Ecuador, Costa Rica, Panamá, e incluso España.

El marco normativo aprobado tiene como base a la Ley Modelo sobre Arbitraje Comercial Internacional de la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional.

A través del Programa Justicia 2020 el Ministerio de Justicia impulsó reuniones con todos los sectores involucrados para debatir acerca de la incorporación de la iniciativa en el derecho argentino, y a partir de esos aportes se consensuó la redacción del proyecto que fue finalmente aprobado.