Ejercicio Glaciar 2021

El adiestramiento pre-antártico se realizó en el departamento mendocino de Malargüe. Participaron helicópteros LAMA y Bell 412 además de aviones Twin Otter


Entre los días 14 y 19 de septiembre se efectuó por primera vez en Malargüe, provincia de Mendoza, el ejercicio pre-antártico, que tiene como objetivo fundamental la instrucción, adiestramiento aéreo y terrestre, supervivencia y búsqueda y salvamento de las tripulaciones y del personal de apoyo en las tareas antárticas.

Se trata de las tareas que el personal realiza en las campañas antárticas de las distintas bases que la Fuerza Aérea Argentina opera en el Continente Blanco, así como los procedimientos aéreos operativos normalizados, entre ellos, la marcación de las distintas zonas de operación para anevizajes sobre glaciar.

Ejercicio Glaciar 2021

Para ello, antes de desplegar, es necesario que las tripulaciones realicen un entrenamiento previo a fin de chequear principalmente las condiciones de vuelo para saber cómo se comportan las aeronaves en condiciones de viento, frío y nieve. La elección de Malargüe, cuyo ambiente se asemeja a un escenario antártico, hizo más reales las operaciones.

Twin Otter en el Ejercicio Glaciar 2021

Participaron del Ejercicio helicópteros SA315 B Lama de la IV Brigada Aérea de Mendoza y Bell 412 de la VII Brigada de Moreno a la vez que se sumaron aviones DHC-6 Twin Otter de la IX Brigada Aérea de Comodoro Rivadavia, en conjunto con el personal que integra cada sistema de armas. “Hay que considerar a las Fuerzas Especiales, los operadores en el caso de los helicópteros, los tripulantes de las aeronaves de transporte y todos aquellos que complementaron la operación con áreas como Comunicaciones y Meteorología que vinieron también de la IX Brigada Aérea. Se trató, sin dudas, de operaciones totalmente integradas”, explica el vicecomodoro Matías Oréfice, jefe del Glaciar 2021.

Escuadrón Lama en el Ejercicio Glaciar 2021

Como es de rutina, el ejercicio comenzó con la fase de familiarización en la que cada sistema de armas fue practicando diferentes tareas, desde las más sencillas y gradualmente se fueron complejizando para enfrentarse, más tarde, con un ambiente desfavorable en materia meteorológica.

En líneas generales, el Twin Otter se dedicó a tareas de abastecimiento aéreo por aterrizaje y por lanzamiento y realizó patrones de búsqueda, al igual que los sistemas de alas rotativas que también hicieron tareas de rescate y aeroevacuación en todo tipo de ambiente: en el campo, sobre la nieve y en la ruta.

Bell 412 en el Ejercicio Glaciar 2021

En ese sentido, entre ambos sistemas de armas se formó una sección mixta. “No es común que los helicópteros Bell 412 hagan adiestramiento en zona de montaña, por eso el Lama iba adelante, como conocedor de la zona a la vez que iba cubriendo de manera permanente, durante el todo el adiestramiento, la tarea de búsqueda y rescate real. Si pasaba algo, estaba atento y apresto para acceder a cualquier lugar del ámbito de operación”, comenta Oréfice.

Durante los dos últimos días del ejercicio llamado “en vivo” se combinaron las operaciones y restaba cambiar de ambiente. Se eligió una zona de mesetas de 7.000 pies de altura aproximadamente que estaban completamente cubiertas de nieve donde se realizó el procedimiento de lanzamiento de carga en la zona fijada por el personal de las Fuerzas Especiales. Luego los Bell 412 hacían la recuperación del personal. Al regreso se practicó dar alerta a las fuerzas locales para que reciban al evacuado y llevarlo hasta el quirófano del Hospital Regional.

Lanzamiento de carga

También se planificó que la complicación que tuviera el paciente excediera la capacidad del hospital y hubiera que evacuarlo a un centro de mayor complejidad. Entonces se lo montaba en una camilla Spectrum y se lo traía de nuevo al aeropuerto.

“Para esta situación simulada en la meseta se tuvo que activar durante dos días la baliza de emergencia que, en el caso de un accidente, emite una señal que es captada por el sistema Cospas SarSat, a nivel mundial. Gracias a previas coordinaciones con el Centro de Control, logramos activarla sin alertar a todo el planeta. Así que pudimos practicar también eso”, cuenta el vicecomodoro.

“Trabajando juntos en la emergencia”

Durante el ejercicio se realizó también un simulacro conjunto entre la policía local, Defensa Civil, Gendarmería Nacional, el Hospital Regional de Malargüe, la Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA), la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) y la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA).

El simulacro consistió en el accidente de un avión en la pista. A un costado había preparada una estructura a la que se la incendió y, manera inmediata, acudieron los bomberos, implementándose el plan de emergencia.

“Desde el principio fue tanto el entusiasmo y compromiso que tomó la ciudad de Malargüe, que el aeropuerto tenía pensado hacer el Plan de Emergencia de Aeropuerto (PEA) en noviembre y lo adelantó para hacerlo coincidir con nuestro ejercicio (…). Cumplimos con nuestro operativo pre-antártico, pero además al comenzar a trabajar con las fuerzas vivas locales nos planteamos el objetivo de trabajar integradamente”, comenta orgulloso el oficial.

MEDEVAC en el Ejercicio Glaciar 2021

En palabras de Oréfice, “se dio una sincronización trabajando todos juntos en la emergencia. Este ejercicio desde un principio buscó integrar la mayor cantidad de agencias locales para que no solo sea de adiestramiento antártico sino que también sirviera para poner en práctica y vincularnos con otros organismos que también participan ante una emergencia o que complementan las tareas que realiza la Fuerza Aérea Argentina como parte de sus tareas subsidiarias de apoyo a la comunidad”.

Y agregó que “el ejercicio fue sumamente provechoso porque todos los sistemas intervinientes pudieron practicar tareas previstas. Estoy seguro que fue un éxito absoluto, no sólo por el cumplimiento de los objetivos propuestos desde la Institución, sino también porque se logró estrechar vínculos e integrar la ejercitación con los organismos y agencias de la localidad de Malargüe. Pudimos también colaborar con eso y la Fuerza Aérea terminó siendo el motivo por el que se vincularan todas las agencias y eso estuvo muy bueno”, finalizó el director del Ejercicio.

Lecciones aprendidas

Ejercicio Glaciar 2021

Dando cierre al ejercicio, en el Centro de Convenciones y Exposiciones de Malargüe se reunieron autoridades militares y representantes de las distintas agencias para charlar sobre el Ejercicio y plantear mejoras a futuro.

El encuentro fue presidido por el subjefe de la Fuerza Aérea, brigadier mayor Hugo Schaub; el comandante de Adiestramiento y Alistamiento, brigadier mayor Oscar Palumbo, el inspector general, brigadier Sergio Larsen y el jefe del Estado mayor del CAA, brigadier José María M. Greissing, quienes arribaron el mismo día a la mañana para presenciar las últimas operaciones del Glaciar 2021.