Día de la Fuerza Aérea Argentina: Origen y razón de su institución

“En una época no muy lejana al hablar del poder de una Nación tendremos que decir en vez de: los ejércitos de Mar y Tierra, los ejércitos de Aire, Mar y tierra”, teniente Raúl Eugenio Goubat (1910)


Por Dirección de Estudios Históricos

La Fuerza Aérea Argentina nació en el seno del Ejército donde creció, evolucionó y maduró hasta conseguir su completa autonomía el 4 de enero de 1945.

Al momento de su independencia institucional, contaba con una rica historia de 33 años y se encontraba totalmente organizada en unidades aéreas (2 Regimientos de Caza, 1 de Bombardeo, 3 de Ataque, Agrupación de Entrenamiento, Agrupación de Transporte y Grupo 2 de Observación).

Por otra parte, poseía una logística e infraestructura propias que satisfacía sus necesidades de alojamiento y operación: las bases aéreas militares de El Palomar, Coronel Pringles-Villa Mercedes, Paraná, los Tamarindos-Mendoza, Reconquista y Tandil; los talleres regionales de Río IV y Quilmes; y la Escuela de Aviación Militar.

Grupo 1 de Aviación en El Palomar (1922)
Grupo 1 de Aviación en El Palomar (1922)

También había desarrollado una importante red de servicios aéreos de fomento que cubrían gran parte del país, constituida por Líneas Aéreas Al Sudoeste (LASO) y Líneas Aéreas al Nordeste (LANE), las cuales se fusionarán en 1945 para formar Líneas Aéreas del Estado (LADE).

Cabe aclarar que, en 1945, cuando se produjo la autonomía, en el ámbito del Ejército no quedó ningún organismo o dependencia civil o militar, del que hasta entonces fuera el Comando en Jefe de Aeronáutica, instancia orgánica previa a la independencia institucional.

El derrotero histórico comenzó el 10 de agosto de 1912, cuando el presidente de la Nación, Dr. Roque Sáenz Peña, firmó el Decreto de creación de la Escuela de Aviación Militar (EAM). Este documento dio nacimiento al primer organismo estatal destinado a la enseñanza del vuelo militar y, por lo tanto, simiente de la Fuerza Aérea Argentina.

En ese momento, las autoridades del Poder Ejecutivo Nacional se dieron cuenta de que estaban ante un nuevo elemento, el aire, que, como componente, exigiría una nueva Institución armada (Fuerza, o Arma) para afrontar los nuevos desafíos de la defensa nacional.

Integrantes del primer curso de la Escuela de Aviación Militar. 1912
Integrantes del primer curso de la Escuela de Aviación Militar (1912)

Así lo dejó traslucir el entonces ministro de Guerra, general Gregorio Vélez, en el discurso de inauguración de la EAM el 8 de septiembre de 1912: “La Escuela de Aeronáutica Militar es el fruto de vuestra labor patriótica para dar al Ejército y de consiguiente, a la Nación, el personal y los elementos que han de constituir la futura flota aérea, nuevo órgano bélico que, completando la organización de nuestras instituciones armadas, afianzará el prestigio de la Patria (…) Este, señores, es un día fausto no solo para los gestores de esta obra, sino también para el Ejército y la Armada y para el país entero: la Escuela de Aeronáutica Militar es un monumento levantado por el patriotismo y consagrado a la defensa de la Nación; es un nuevo altar donde los buenos hijos podrán ofrendarle el sacrificio de la vida por su fama, por su honor y por su gloria”.

Desde entonces la EAM, dependiente de la Dirección General de Ingenieros por su carácter técnico y especializado, se convirtió en asesora del Ministerio de Guerra en todo lo referido a la navegación aérea entendida como el vuelo en todas sus formas, incluyendo sus problemas y la navegación misma.

Escuadrilla Dewoitine D-21 del Grupo 1 de Caza

Un ejemplo de la creciente importancia que iba adquiriendo la aviación militar se reflejó en los dichos del coronel Jorge Bartolomé Crespo (director general de aeronáutica entre 1929 y 1930) cuando se refirió a la misma como “Fuerza Aérea”, y expresamente la citaba no sólo como Quinta Arma del Ejército, sino como tercera potencia de la Defensa Nacional, en pie de igualdad con el Ejército y la Armada.

Fuerza Aérea Argentina: Un recorrido por sus orígenes

Ingresá a nuestra línea de tiempo interactiva para conocer los hitos más importantes del desarrollo de la aviación militar argentina hasta la declaración del 10 de agosto como el Día de la Fuerza Aérea Argentina

El desarrollo de la aviación militar se extendió a lo largo de 33 años hasta alcanzar la plena madurez e independencia en 1945 y las etapas más importantes de esta evolución fueron:

  • Servicio Aeronáutico del Ejército: con su creación el 23 de febrero de 1920 se dio el primer avance hacia una organización compleja. Bajo la brillante conducción del entonces coronel Enrique Mosconi, la aeronáutica adquirió un perfil amplio y abarcativo, y se convirtió en uno de los elementos fundamentales de la defensa nacional.
  • Dirección General de Aeronáutica: se creó el 4 de mayo de 1927 sobre la base del ex Servicio Aeronáutico. Se reconoció a la Aviación Militar un nivel de “Gran Repartición” que las otras armas del Ejército no tenían. Su misión principal sería la organización; el empleo del arma; el reclutamiento, estímulo, utilización, instrucción y preparación de su personal para la guerra; y la adquisición, administración, conservación y radiación del material volante, rodante, armamento especial y equipo.
    En el contexto de esa reestructuración y del “Plan de Organización de la Industria Militar”, el presidente de la Nación, Dr. Marcelo Torcuato de Alvear, firmó el Decreto de creación de la primera fábrica militar de aviones del país (FMA).
    Un dato interesante es que en una fecha tan temprana como 1931, el entonces director general de aeronáutica, coronel Ángel María Zuloaga propuso la creación de una Subsecretaría de Aeronáutica, organización que consideraba necesaria a los efectos de un mejor empleo y aprovechamiento de los elementos de aviación.
  • Escalafón de Oficiales del Arma de Aviación: con su creación el 6 de octubre de 1935 (Ley 12257) se dio un importante paso hacia la autonomía (en el resto de las Armas existía un Escalafón común) lo que otorgó a los aviadores una mayor identidad. Esta medida que se complementó con la creación de la Sección Aeronáutica en el Colegio Militar de la Nación que implicaba el reclutamiento directo de aspirantes a oficiales.
  • Comando de las Fuerzas Aéreas del Ejército: en 1936 se perfeccionó la orgánica y su titular reunió bajo su mando la aviación militar y la defensa antiaérea del país.
  • Comandante de Aviación del Ejército: en 1938 se produjo otro importante retoque en la estructura de la aeronáutica militar que mostró que ya se estaba frente a una verdadera Fuerza Aérea. Todo lo atinente a la aviación, hasta su transferencia a la Secretaría de Aeronáutica en 1945, se originaría y cumpliría en el ámbito de esa Fuerza Aérea.
    El mando pasó a ser ejercido por un aviador militar, perteneciente al Escalafón de Aviación, en actividad de vuelo, con el grado de coronel o general y título de comandante de Aviación del Ejército, secundado por su respectivo Estado Mayor y demás órganos que le estén subordinados, y se convirtió en el asesor directo y único del Inspector General del Ejército y del Estado Mayor General del Ejército, a quienes prestaría colaboración en materia de organización, misión y empleo de la Aviación Militar.
  • Reglamentación especial para el personal subalterno del Arma de Aviación: esta reglamentación de 1940 constituyó, prácticamente, el Escalafón Especial de Suboficiales.

Suboficiales

  • Comando en Jefe de Aeronáutica: el 11 de febrero de 1944, con dependencia directa del Ministerio de Guerra, se creó el Comando en Jefe de Aeronáutica que preanunciaba la pronta independencia de la Fuerza Aérea Militar. Entre los considerandos del Decreto, se sostenía que la experiencia propia y la de los países con desarrollo aeronáutico avanzado señalaban la conveniencia de reunir todos los medios destinados a realizar la guerra aérea para que, bajo una dirección común se asegure la indispensable unidad de criterio en la solución de los problemas que presentaba la utilización del espacio aéreo, y que el planteo y solución de los problemas de índole aeronáutico exigían la creación del organismo de gobierno, administrativo y técnico correspondiente. Esta organización dejó la estructura de la Aviación Militar en condiciones de un inmediato pasaje a la jurisdicción de la Secretaría de Aeronáutica.
  • Ley Orgánica de Aeronáutica: el 26 de octubre de 1944, se aprobó el Decreto-Ley Orgánica de Aeronáutica, por el cual se encomendó al Ministerio de Guerra la organización y estructuración de la Aeronáutica Militar, como Fuerza Aérea, independiente del Ejército. También contemplaba una nueva denominación para los diferentes grados, la separación en cuerpos y escalafones, tiempos mínimos de ascenso para oficiales, y efectivos mínimos y máximos en cada grado.
  • Uniformes de cadetes de Aeronáutica: poco después, el 9 de noviembre de 1944, se aprobó el uniforme correspondiente para los cadetes de la Escuela de Aviación Militar.
  • Secretaría de Aeronáutica: se creó por Decreto 288/45 del 4 de enero de 1945 y se produjo la integración de todos los elementos de la estructura del Comando en Jefe de Aeronáutica, de manera inmediata, sin solución de continuidad, es decir, sin que quedara ningún resto de aquella aviación militar en el ámbito del Ministerio de Guerra.
  • Pase a la Reserva de Aeronáutica de los oficiales superiores, jefes y oficiales con título de Aviador Militar y Observador Militar a situación de retiro: Si quedaba alguna duda, el propio Ministerio de Guerra, por Decreto 27708/45 del 6 de noviembre de 1945, dispuso el pase a situación de retiro de los oficiales antes mencionados, previo a la fecha de promulgación de la Ley 12257.

En síntesis, si consideramos el desarrollo y la evolución doctrinaria y tecnológica de la aeronáutica militar en el seno del Ministerio de Guerra, se puede constatar que a medida que se modernizaba e incorporaban nuevas unidades, aeronaves y funciones operativas, dichas unidades, hombres y medios fueron los mismos componentes que los pertenecientes al Comando de las Fuerzas Aéreas Aviación del Ejército y al Comando de Aviación del Ejército, cuando la aviación militar ya se había transformado en la quinta arma del Ejército.

Día de la Fuerza Aérea Argentina ¿Por qué se conmemora el 10 de agosto?

10 de agosto de 19124 de enero de 1945
Creación de la Escuela de Aviación Militar. Primer organismo estatal destinado a la enseñanza del vuelo militar y, por lo tanto, simiente de la Fuerza Aérea Argentina. Por Decreto Nº 14.204/54 se estableció como el Día de la InstituciónCreación de la Secretaría de Aeronáutica. Se reorganizan elementos ya existentes y constituye una reasignación de responsabilidades como Fuerza Armada independiente

El origen de la Fuerza Aérea Argentina se puede rastrear hasta la primitiva Escuela Militar de Aviación de El Palomar; es decir, que los años transcurridos entre 1912 a 1945 muestran con total claridad cómo la aviación militar experimentó una progresiva y sostenida evolución hasta su plena maduración y consiguiente autonomía como tercera Fuerza Armada de la Nación.

Curtis H75-O Hawk del Regimiento 2 de Caza en la Base Aérea Militar El Plumerillo (1949)

Con respecto a la duda que suele suscitarse sobre si la fecha conmemorativa de la Fuerza Aérea corresponde al 4 de enero o al 10 de agosto, cabe decir que proviene de confundir la Secretaría de Aeronáutica con la Fuerza Aérea. Cuando se creó la primera, el 4 de enero de 1945, la Fuerza Aérea Argentina ya existía, y lo que se produjo en esa fecha constituyó una reorganización de elementos ya existentes, una reasignación de responsabilidades como Fuerza Armada independiente, en el ámbito de la nueva Secretaría de Aeronáutica.

Secretaría de Aeronáutica de la Nación

La Secretaría creada en 1945 era un Departamento de Estado con nivel ministerial con la misión de ocuparse del “gobierno, dirección y administración de todas las actividades y asuntos aeronáuticos que se relacionan con la defensa y aprovechamiento integral del espacio aéreo de la Nación, con excepción de los concernientes a la aviación dependiente de la Marina de Guerra”; o sea, aquella dependencia era un organismo gubernamental que sintetizaba en su estructura la conducción centralizada de los componentes del Poder Aeroespacial para el logro eficaz de los intereses aeronáuticos del Estado.

En cuanto a la conmemoración del “Día de la Fuerza Aérea Argentina”, hacia 1954, la Institución no contaba con una fecha recordatoria o conmemorativa propia. Justamente, en pos de cimentar la tradición y afirmar un sentido de pertenencia, e identidad, tal como lo hiciera el Ejército en 1951 cuando se instituyó su Día (29 de mayo) o, en 1960 la Armada (17 de mayo), el ministro de Aeronáutica, brigadier mayor Juan Ignacio San Martín propuso al entonces presidente, teniente general Juan Domingo Perón, el 10 de agosto como la fecha más adecuada ya que evocaba la creación de la Escuela de Aviación Militar, primera unidad aérea militar del país.

Perón aceptó la propuesta y por Decreto Nº 14.204/54 se estableció al 10 de Agosto como "Día de la Fuerza Aérea Argentina", y se ordenó que, a partir de ese momento, se celebrase su existencia en esa fecha, celebración que mantuvieron los sucesivos mandos que han regido los destinos de la Fuerza hasta la actualidad.

En síntesis, la creación de la Escuela de Aviación Militar constituyó así el embrión de lo que, tras un complejo proceso de evolución, desarrollo y modernización, habría de convertirse en una nueva Fuerza Armada independiente: la Fuerza Aérea Argentina.

El significado histórico de la creación de aquel Instituto y su relación con el coronamiento de dicho proceso, fue reafirmado por el general de división Gregorio Vélez, ministro de Guerra al momento de crearse e inaugurarse la Escuela de Aviación Militar en 1912, quien, años después de aquel memorable acontecimiento, manifestó a uno de sus familiares, el comodoro ingeniero Oscar Vélez, que me ratifiqué en mi convencimiento de que no habíamos creado una nueva arma en el Ejército, sino una nueva Fuerza que se alineará con éste y con la marina para defender la patria.