Detalles de nuestro escudo nacional


Como cada 12 de marzo recordamos el día en que la Asamblea General de 1813 dispuso el uso del Escudo Nacional como sello representativo de su autoridad, del ejecutivo y como escudo de la Nación.

Con el transcurrir de los años se intentó conocer el nombre del grabador que realizó el primer cuño de nuestro emblema, artista desconocido por mucho tiempo, aunque se supone que fue don Juan de Dios Rivera, quien se basó en un dibujo original que le entregó el segundo Triunvirato. Si vamos a los detalles y el significado de los símbolos que componen el escudo podemos decir que cuenta con un óvalo dividido en dos partes iguales, azul la superior y blanco la inferior de acuerdo a los colores patrios, dos diestras (representan la unión de las provincias) que sostienen con firmeza una pica en la que descansa un gorro frigio colorado señal con la que se distinguían los esclavos liberados, dos ramas de laurel como índice de gloria que se cruzan por debajo del óvalo unidas por un moño celeste y blanco y en la parte superior el sol naciente de la libertad americana se muestra con sus 21 rayos alternados rectos y flamígeros.

Para los curiosos que quieren conocer más sobre los símbolos patrios los invitamos a visitar una de las obras digitalizadas de la Biblioteca Nacional de Maestros, en este caso en Símbolos Nacionales, donde podrán encontrar detalles puntuales como la enumeración de las características del escudo donde se especifica que: las medidas de la elipse, el sol debe tener 11 rayos rectos y 10 flamígeros, la rama derecha de laurel debe tener 21 hojas en el lado interior y 20 en el exterior, mientras que la rama izquierda debe tener 23 hojas en el lado interior y 25 en el exterior. Las ramas no se entrecruzan en la parte superior y no llevan frutos.