Presidencia de la Nación

Del subsuelo al laboratorio: análisis de aguas subterráneas de la cuenca Matanza Riachuelo

Comenzó una nueva etapa del estudio sobre aguas subterráneas que el Instituto Nacional del Agua (INA) está realizando para la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR). Se están analizando en laboratorios diferentes parámetros de calidad de agua.


Un equipo de especialistas del Instituto Nacional del Agua (INA) está llevando adelante los análisis en laboratorio de diferentes parámetros de las muestras de aguas subterráneas tomadas en la Cuenca Matanza Riachuelo. Estos estudios permiten actualizar la información sobre el cuerpo de agua y su calidad en la red de pozos de monitoreo distribuidos en todo el territorio de la cuenca, conocer los contaminantes presentes y evaluar la evolución.

En el marco de una campaña que comenzó el 8 de agosto y tiene una extensión aproximada de siete semanas, investigadores del Laboratorio Experimental de Calidad de Aguas (LECA) y del Laboratorio Experimental de Tecnologías Sustentables (LETS), ambos de la Subgerencia Centro de Tecnología del Uso del Agua (SCTUA) del INA, analizan muestras provenientes de 110 pozos (acuíferos freático y Puelche) más 22 muestras de control de calidad, entre duplicados y blancos de campo, para la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR).

En los laboratorios se analizan 18 parámetros fisicoquímicos, como aniones (cloruro, sulfato, nitrato, nitrito, fósforo-ortofosfato, fluoruro), cationes (sodio, potasio, calcio, magnesio), serie nitrogenada, sólidos disueltos totales, pH, conductividad, sustancias fenólicas y varios metales (cinc, cobre, cromo, hierro, manganeso, arsénico).

“Para garantizar la confiabilidad de los resultados, en el LECA mantenemos un sistema de control de calidad y algunos de los parámetros analizados están dentro del alcance que tiene acreditado el laboratorio ante el Organismo Argentino de Acreditación (OAA), según Norma IRAM-ISO/IEC 17025:2017”, comentó Silvina Villemur responsable del LECA.

Los procedimientos para los análisis en laboratorio se realizan de manera uniforme a lo largo de los años para garantizar que los resultados analíticos históricos puedan ser comparados. Esto es fundamental no solo para dar confiabilidad a las mediciones sino también para cumplir con los requisitos del sistemas de gestión de calidad. De esta forma, se genera información representativa de las condiciones de los acuíferos que es también comparable con datos a nivel global.

La información obtenida en los laboratorios, luego es procesada y analizada por el Programa de Estudios de Calidad del Agua en Cuencas Hídricas (PECACH) del INA que elabora un informe para ser remitido a ACUMAR. Cada campaña proporciona nueva información que se adiciona a la información histórica y permite evaluar el comportamiento y la evolución del estado de calidad del agua de los acuíferos que integran la cuenca. Los resultados son públicos y están accesibles en la página web de ACUMAR.

El INA tiene una larga experiencia en el monitoreo de agua superficial de la cuenca ya que realiza estas tareas desde 1995 para las autoridades del entonces Comité Ejecutor de la Cuenca. Desde la creación de ACUMAR, en 2006, se realizan los muestreos y proyectos para este organismo. A partir del 2010, se incorporaron campañas de seguimiento de aguas subterráneas y con el paso de los años se fueron sumando parámetros y pozos a evaluar en las diferentes campañas.

Para que estos análisis puedan realizarse, previamente se lleva a cabo un trabajo en campo que consiste en la toma de muestras en pozos distribuidos en la cuenca, además de mediciones de nivel y purga de los pozos. Para asegurar la calidad de las muestras y evitar que se deterioren o se contaminen antes de llegar al laboratorio, se siguen las indicaciones de las normativas internacionales tales como las de U.S. EPA (Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos) y las de California Environmental Protection Agency (Agencia de Protección Ambiental de California). Por su parte, los procedimientos analíticos contemplan los lineamientos de Standard Methods for the Examination of Water and Wastewater, 23rd edition (Métodos Estándar para el Análisis de Agua y Aguas Residuales, edición 23ª).

El trabajo de monitoreo y análisis es posible gracias a la colaboración del personal del INA y de ACUMAR. Una vez finalizada esta etapa de análisis de aguas subterráneas, comenzará la campaña de evaluación de calidad de aguas superficiales y sedimentos en la Cuenca Matanza Riachuelo.

Scroll hacia arriba