"Debemos evitar la desvirtuación de la figura jurídica de cooperativas y mutuales"

Así lo expresó Marcelo Collomb durante su intervención en una jornada sobre prevención del lavado de activos organizada por la Universidad Católica Argentina.


El presidente del INAES, Marcelo Collomb, participó ayer de un panel organizado por la Escuela de Negocios de la Universidad Católica Argentina, sobre "los desafíos en la implementación del nuevo marco regulatorio de prevención de lavado de activos y la financiación del terrorismo de la UIF". La actividad contó además con la participación de los presidentes de la Unidad de Información Financiera, Mariano Federici, de la Comisión Nacional de Valores, Marcos Ayerra, de la Superintendencia de Seguros de la Nación, Juan Pazo y del director del Banco Central, Horacio Tomás Liendo.

Durante su intervención, Collomb detalló el trabajo llevado adelante durante su gestión tanto en la implementación directa de las normativas, como en la creación de vínculos con otros organismos estatales para fortalecer esta labor mediante el intercambio constante de información y conocimientos. En este proceso, relató el titular del INAES, se trabajó en el sinceramiento del registro de entidades mediante la fiscalización y la actualización de datos. Como resultado de esta labor surgió que de las 35.000 entidades vigentes (entre cooperativas y mutuales) 21.000 se trataban de entidades constituidas para la implementación de programas de asistencia social. A partir de un intenso trabajo de fiscalización, fueron depuradas 12.000 cooperativas de trabajo que no cumplían los requisitos para funcionar y representaban una carga innecesaria tanto para sus asociados como para el estado.

"Más allá de todo lo formal, lo que a nosotros nos importa es que no se desvirtúe la figura jurídica cooperativa y mutual, la raíz solidaria de este tipo de entidades, esa desvirtuación es la que nosotros debemos apartar absolutamente" concluyó Collomb.