Cultura por la identidad

La Secretaría de Derechos Humanos de la Nación realizó un encuentro virtual, que se enmarca en el ciclo de conversatorios por el Mes de la Identidad, para abordar el rol de la cultura y el arte en la difusión por la búsqueda de la identidad.


Las palabras de apertura estuvieron a cargo de Lola Berthet, quien aclaró que participaba como Directora Nacional del Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti y como actriz y militante comprometida con los Derechos Humanos. Contó que sus inicios como actriz fueron en Teatro x la Identidad, experiencia que marcaron sus primeros pasos en la militancia: “Me parece importante hablar de nuestras historias y de cómo sigue el camino para adelante en la búsqueda de las nietas y nietos que aún nos faltan”.

A continuación, Cristina Fridman, actriz, productora y fundadora de Teatro x la Identidad, se presentó como lo hacen hace 20 años en Teatro x la Identidad: “Mi nombre es Cristina Fridman y puedo decirlo porque sé quién soy. Esta es la frase fundacional de Teatro x la Identidad”. Luego hizo un repaso por los inicios del ciclo donde destacó la experiencia de Teatro Abierto, que surgió a comienzos de los ‘80 en dictadura militar, y recordó que fue la obra "A propósito de la duda", creada por Patricia Zangaro y dirigida por Daniel Fanego, la que funcionó como la semilla que dio origen a Teatro x la Identidad en el 2000.

Fridman contó que en aquellos momentos había un descreimiento generalizado en la militancia y en la política, y fue por eso que Teatro x la Identidad funcionó como una reconciliación con la militancia para quienes sentían la necesidad de hacer algo desde el teatro por la causa de Abuelas. “Nadie creyó que estaríamos 20 años con los ciclos de Teatro x la Identidad. Creo que pasó eso mágico que sucede cuando se junta la necesidad, el hecho artístico y el momento histórico. Y así continuaremos hasta que aparezca el último nieto o nieta”, concluyó.

Luego fue el turno de Patricia Zangaro, dramaturga y docente, quien destacó la importancia del teatro como expresión creativa en los momentos más difíciles. También retomó la experiencia de Teatro Abierto y de Teatro x la Identidad como expresiones liberadoras y disruptivas de una época: “Hablar de militancia es muy pertinente para entender el fenómeno de lo que fue "A propósito de la duda", y que sigue siendo Teatro x la Identidad. Es entender que todo teatro es político”, expresó.

Zangaro recordó la frase de Bertolt Brecht “el teatro no puede transformar el mundo, pero sí puede hacernos pensar, reflexionar, tomar conciencia sobre la necesidad de transformarlo”. Y señaló que es en ese sentido que experiencias como "A propósito de la duda" primero, y luego Teatro x la Identidad, vinieron a romper con un espíritu de época y generaron un espacio de libertad, conciencia política y resistencia.

En relación al contexto de pandemia, Zangaro destacó que gracias al arte y la cultura es posible tejer un puente sobre el abismo que recree la existencia humana a partir del erotismo por la vida, la acción colectiva y la poesía. “El teatro es todo eso”, enfatizó.

Por su parte, Sabino Abdala, nieto restituido, relató la emoción y los nervios que sintió la primera vez que fue a ver Teatro x la Identidad: “Lo más importante es el compromiso y la sensibilidad. No sólo es teatro con mirada social, sino que se mete dentro de esa realidad, la cuenta y la atraviesa desde una posición militante y activa”. Por último, rescató que experiencias como estas acompañan la lucha de Abuelas en la búsqueda de los 300 nietos y nietas que aún falta encontrar: "Comenzar por preguntarse por la identidad individual: quién soy para saber hacia dónde quiero ir. Para luego pasar a la pregunta por la identidad colectiva. Las Abuelas en ese sentido, junto al arte y la cultura, han contribuido a que tanto en lo individual como en lo colectivo, muchas personas pudieran encontrar respuestas a esas preguntas esenciales", reflexionó.

Mirá el Conversatorio completo acá