Cristina agradeció el apoyo del sindicalismo mundial

La Presidenta Cristina Fernández de Kirchner junto al ministro de Trabajo Carlos Tomada, agradeció el apoyo expresado por los dirigentes sindicales contra los fondos buitre e insistió en que "es en defensa propia" porque, "de seguir produciéndose hechos, fenómenos como estos, los que van a terminar pagando la crisis son los trabajadores".


La Presidenta Cristina Fernández de Kirchner junto al ministro de Trabajo Carlos Tomada, agradeció el apoyo expresado por los dirigentes sindicales contra los fondos buitre e insistió en que "es en defensa propia" porque, "de seguir produciéndose hechos, fenómenos como estos, los que van a terminar pagando la crisis son los trabajadores".

"Lo que espero además es que hagamos mucha fuerza para que en el curso de este año y el que viene tengamos listo y sancionado el Tratado Marco Regulatorio Multilateral para la Reestructuración de Deuda Soberana", indicó la jefa de Estado y agregó que en esta tarea "va la subsistencia de un mundo más equitativo para los trabajadores, empresarios y para los jóvenes".

La Presidenta, durante el encuentro, realizó un detalle del origen de la deuda soberana y de la decisión del gobierno de Néstor Kirchner y en sus dos mandatos de pagar los compromisos asumidos. En este sentido destacó el proyecto de ley sancionado en el Congreso de la Nación para permitir el pago total de las obligaciones asumidas.

Subrayó además que este próximo 30 de septiembre ante un nuevo vencimiento de deuda "Argentina va a volver a depositar los fondos" pese a que aún permanecen 539 millones de dólares en una situación en la que "no están ni embargados, ni han sido devueltos, no se les distribuye a los acreedores ni tampoco se ejecuta la sentencia del Juez Griesa, cuando alguien dicta una sentencia de carácter incumplible por algo es", dijo y concluyó: "Las cosas tienen un fin, tirar abajo la reestructuración de la deuda hecha por la República Argentina".

Carlos Tomada al término de la reunión, dijo que los dirigentes participantes, que “representan al sindicalismo mundial”, expresaron “su solidaridad con la postura argentina frente al embate de los fondos buitre”.“En esta reunión hubo distintas expresiones que quiero rescatar y valorar, porque

fue muy amplio el rechazo a esto que consideran un atentado contra el derecho de los países de negociar sus deudas soberanas”. Indicó que la Presidenta encabeza el “liderazgo” en esa lucha contra “la usura” internacional.

También consideró que en el encuentro se manifestó el “respaldo de millones y millones de trabajadores del mundo, y que tiene un efecto político muy importante, junto con la resolución de la ONU, que forma parte del respaldo que la Argentina tiene en el mundo, contrariamente a que algunos medios insisten en catalogarla como un país aislado.