Córdoba tiene nuevo manual de procesos para mejorar atención a la víctima

El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación brindó el apoyo financiero a través de Justicia 2020. “Buscamos un modelo de servicio cercano y transparente para la gente”, explicó su coordinador, Héctor Chayer.


Con el objetivo de brindar un servicio mejor a las víctimas de delitos, el Ministerio Público Fiscal de la provincia de Córdoba comenzó a implementar un nuevo manual de procesos. La iniciativa cuenta con el apoyo financiero del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación en el marco del programa Justicia 2020.

Se trata de un nuevo manual de procesos e indicadores aprobado por resolución de la Fiscalía General de Córdoba. Se planea implementar estos nuevos manuales en las Unidades Judiciales de la provincia (UUJJ), que son las que reciben las denuncias.

“El Ministerio de Justicia de la Nación apoya esta iniciativa para mejorar el servicio a los cordobeses que han sido víctima de un delito, y deben ser atendidos de la mejor forma posible. Es parte del Programa Justicia 2020, que busca un modelo de servicio cercano y transparente para la gente”, explicó Héctor Chayer, coordinador de la plataforma participativa ciudadana del Ministerio.

Fue en 2016 cuando el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, firmó un convenio de cooperación con el Fiscal General de aquella provincia, Alejandro Moyano, para apoyar la iniciativa. El manual y esta nueva forma de abordar la problemática, procura constituirse en una herramienta que otorgue homogeneidad a las tareas comunes y principales que se realizan en esas dependencias.

Estas herramientas de trabajo introducen metodologías de gestión estandarizadas en las unidades judiciales de la provincia, en los procesos que puedan ser normatizados, cuya finalidad es brindar al ciudadano un acceso a la justicia más ágil, eficiente y de mejor calidad en términos de respuesta.

El modelo de unidades judiciales

El manual describe los Procesos Principales y Comunes que deben seguirse en la prestación del servicio desde las UUJJ. Identifica las personas responsables de la realización de las tareas que se desarrollan en los diferentes procesos. Contiene referencias a normativas de apoyo y ejemplos para hacer más fácil su aplicación.

Además, ofrece un glosario de abreviaturas y términos utilizados en el ámbito de la Justicia, desarrolla los procesos principales de las Unidades Judiciales y permite ver en simples diagramas cómo es cada proceso: “Orientar al usuario”, “Receptar denuncias”, “Investigación” y “Conclusión de las actuaciones”.


El nuevo modelo de Unidades Judiciales provincial incorpora, entre algunas de sus características, acciones que tienen que ver con la modernización y que incluye la despapelización a través de la incorporación de un proceso de digitalización y la denuncia electrónica.

Desde la fiscalía provincial explican que el nuevo modelo se complementa con la puesta en marcha de otros convenios, como lo es el actual Programa de Formación de Orientadores Judiciales (PFOJ) que, en forma conjunta y articulada con el Ministerio de Salud provincial mediante el otorgamiento de becas de formación académicas, aspira brindar al usuario de las Unidades Judiciales mejor atención, contención y orientación de la mano de un cuerpo de trabajadores sociales.