Cooperativa de Trabajo Progresar

La historia de una familia de Bariloche, con ideas progresistas y conciencia de economía social y solidaria.


El hijo mayor, con oficio dentro de la construcción y más de diez años de experiencia como techista, trabajaba con un grupo de amigos donde cada uno tenía una especialidad en el sector de la construcción. El padre, con experiencia en realizar trámites, un día hablaba con su hijo techista del discurso del gobierno acerca de impulsar la economía desde la construcción y la importancia que tendrán las cooperativas en este sector. Quizá como a muchos les sucede, cansados de la cartelización de la obra pública (mucho más cuando se sufre al ser contratados en negro o con precarización laboral por las empresas), evaluaron la posibilidad de ser protagonistas de un cambio cultural. Allí surgió la idea de constituirse como cooperativa de trabajo.

El padre fue el iniciador de los trámites y el encargado de seguir el curso de los mismos. Se llama Alfredo “Freddy” Rodríguez. Comenzó con la presentación de los papeles en 31 de mayo pasado, en plena pandemia. Días atrás -y en menos de cinco meses- obtuvo la Matrícula Nacional 58403 para transformarse en Cooperativa de Trabajo Progresar. Freddy es su presidente (y el encargado de la logística) y junto a los otros siete trabajadores de la construcción esperan el final de los papeles de la AFIP para presentarse ya legalmente en el Gobierno provincial de Río Negro y en los distritos de Bariloche, Villa La Angostura, Lago Puelo, El Bolsón y Dina Huapi, donde ya han mantenido conversaciones.

"Estamos en condición de competir y mostrarle a los trabajadores que pueden ser protagonistas"

“Estamos muy contentos y con ganas de hacer muchas cosas. Gracias al delegado del INAES para la región patagónica, Fernando Tarzia, y a toda la gente de buenos Aires que nos ayudó en plena pandemia y de forma virtual a agilizar los trámites ya estamos en condición de competir y mostrarle a los trabajadores que pueden ser protagonistas y no estar pendientes de changas. Si bien iniciamos con ocho socios, nuestra idea es llegar pronto a los cien compañeros socios. Para ello queremos aprovechar las capacitaciones que se ofrecen desde el INAES, así como también las que dictan desde Desarrollo Social y el Ministerio de Trabajo, para darles herramientas a la comunidad y así hacer crecer la cooperativa” cuenta Freddy.

Mientras sigue narrando entusiasmado los proyectos, el presidente de la Cooperativa Progresar agrega: “Acá hay mucha precariedad laboral y queremos mostrar que esta es una forma de organizarnos y combatirla, en pos de un reparto más justo de los recursos”.