Convenio para fortalecer la producción y comercialización de la economía social

El acto estuvo encabezado por el ministro Daniel Arroyo y el gerente general de la Asociación de Semilleros Argentinos (ASA), Alfredo Paseyro.


En el marco de la firma de un convenio entre el Ministerio de Desarrollo Social y Asociación de Semilleros Argentinos (ASA), integrantes del nuevo Consejo Agroindustrial Argentino, se llevó a cabo una reunión en la que participaron el ministro Daniel Arroyo, el Gerente General de ASA, Alfredo Paseyro, el subsecretario de Promoción de la Economía social y Desarrollo Local de la Secretaría de Economía Social, Gabriel Osatinsky y el presidente de la Cámara de la Industria Aceitera y del Centro de Exportadores de Cereales (CIARA-CEC) Gustavo Idígoras.

El acuerdo se basa en el aporte de ASA en el acompañamiento permanente en el diseño de producción y comercialización de alta calidad sobre emprendimientos cooperativos y productivos de la economía social. El objetivo principal de este marco de articulación es poner a los actores de la economía social en el mercado de bienes y servicios formal, generando puestos de trabajo decente que puedan incorporar en todas las fases de desarrollo.

En este marco, otras entidades como CIARA-CEC se sumarán en mesas de gestión asociadas locales con INTA y sectores sociales que estén trabajando estos desarrollos en diferentes provincias del país, considerando el entorno regional y su particularidad.

“Uno de los objetivos centrales es promover y consolidar la producción de alimentos de calidad y a escala de la economía social y popular. Este convenio nos permite avanzar en mecanismo de articulación público-privada para dar soluciones sustentables tanto económicas, ambientales y sociales”, sostuvo el ministro Daniel Arroyo.

La iniciativa promoverá la transferencia técnica y tecnológica de empresas argentinas, casi todas pymes y de mayor envergadura, para incorporar en sus cadenas de valor y los emprendedores puedan producir desde el inicio un producto certificado, comercializable y sustentable.

“Esta es una acción concreta para impulsar a los productores de alimentos a promover sus productos en un escenario de vinculación internacional y generar nuevos puestos de trabajo”, expresó el subsecretario Gabriel Osatinsky.