Contraofensiva: condenaron a Jorge Apa a prisión perpetua en cárcel común

Había sido apartado del juicio en la última audiencia, en la que fueron condenados Dambrosi, Firpo, Bano, Ascheri y Courtaux. Tras una junta médica que determinó que había simulado los problemas psíquicos, el Tribunal Oral Federal 4 de San Martín leyó la sentencia hoy.


El ex militar Jorge Norberto Apa fue condenado hoy a prisión perpetua por los crímenes de lesa humanidad cometidos contra 88 militantes de la organización Montoneros durante la Contraofensiva. De esta manera se convirtió en el sexto condenado de esta causa, en la que la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires conformaron una querella unificada.

El Tribunal Oral Federal 4 de San Martín lo encontró culpable como coautor de los delitos de privación ilegal de libertad, tormentos y homicidio y ordenó que, previo análisis médico, se revoque su prisión domiciliara y que sea trasladado a una cárcel común.

En este juicio ya fueron condenados otros cinco ex oficiales de Inteligencia; Roberto Bernardo Dambrosi, Luis Ángel Firpo, Jorge Eligio Bano, Eduardo Eleuterio Ascheri y Marcelo Cinto Courtaux. Sin embargo, el día de la lectura del veredicto, el pasado 10 de junio, la defensa de Apa planteó que no estaba en condiciones de salud para seguir en el debate, por lo que el Tribunal decidió suspender el proceso en su caso.

En una junta médica, en la que participaron peritos de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, los especialistas determinaron que estaba apto y que había simulado los problemas psíquicos por lo que el tribunal lo convocó a una audiencia para hoy y así poder finalizar el juicio.

Apa fue jefe de la División Inteligencia Subversiva Terrorista de la Jefatura II de Inteligencia del Estado Mayor del Ejército entre 1979 y 1980. Se ubicaba en la cima de la estructura de inteligencia que planificó y organizó la represión ilegal. Ya tenía una condena previa a perpetua de 2018, cuando fue responsabilizado por el secuestro y asesinato Ana María Martínez, militante del Partido Socialista de los Trabajadores (PST), ocurrido en febrero de 1982.

En la audiencia del 10 de junio, los jueces Esteban Rodríguez Eggers, María Claudia Morgese y Matías Mancini ya habían ordenado que las penas del resto de los condenados sean cumplidas en cárcel común. Tras la evaluación del Cuerpo Médico Forense, Ascheri y Bano fueron trasladados a la Unidad Penal Federal N° 34 de Campo de Mayo mientras que Dambrosi continuará en prisión domiciliaria por problemas de salud. Firpo y Cinto Courtaux, por otro lado, ya se encontraban detenidos.

El juicio oral comenzó en 2019 e investigó por primera vez a toda la estructura de Inteligencia del Ejército, desde la Jefatura II del Estado Mayor del Ejército, donde se encontraba Apa, hasta el Batallón 601 y los responsables en Campo de Mayo, donde estuvieron la mayoría de las personas secuestradas.
En el Destacamento 201 de Inteligencia de Campo de Mayo estaba Cinto Courtaux como jefe de la Sección Primera de Ejecución. Esta dependía del Comando de Institutos Militares, donde Bano y Ascheri tenían jefaturas en el Departamento de Inteligencia. Sobre esa estructura se encontraba el Batallón 601, donde estaban Dambrosi, como jefe de la Compañía de Actividades Psicológicas, y Firpo, como jefe de la Central Contrainteligencia y de la División Seguridad.