Continúan los trabajos para ampliar la cobertura de agua potable en La Rioja

El Acueducto Zona Este, que cuenta con un avance del 30%, una vez finalizado, le garantizará el derecho al agua segura a 8 mil vecinos y vecinas de las zonas más vulnerables de la ciudad.


Avanza la instalación del Acueducto Zona Este, una obra trascendental que ampliará la provisión de agua potable en La Rioja beneficiando a 8 mil vecinos y vecinas de las zonas más vulnerables de la ciudad. La misma se realiza en el marco del programa PROFESA, gracias a una inversión del estado nacional a través del ENOHSA de más de 228 millones de pesos.

Puntualmente, los trabajos, que cuentan con un avance estimado del 30%, consisten en conectar 2 perforaciones recientemente construidas y la zona a servir comprendida por aproximadamente 2.500 lotes. Para ello se instalarán casi 6 km de cañerías y elementos complementarios como válvulas de desagüe, válvulas de aire, entre otros.

Al respecto, el ingeniero Roberto Valle, gerente general de Aguas Riojanas, explicó que “se trata de una obra soñada y muy preparada y estudiada por la institución, sobre todo por la necesidad que tenían los riojanos. Este acueducto va a abastecer a la zona este donde hay familias con muchas necesidades y le vamos a garantizar, como dice nuestro gobernador, un derecho como es el agua”.

Del mismo modo, el funcionario detalló que la ampliación de las redes de agua potable fue esperada durante mucho tiempo y que gracias a la federalización de la obra pública impulsada por el gobierno nacional, la provincia se ve beneficiada con una gran cantidad de obras que, en esta primera etapa, llegan a 11 km de acueductos, abasteciendo la zona sur, norte y oeste de la ciudad.

Una vecina del barrio, se mostró muy agradecida con el gobierno nacional y provincial, “nosotros sufrimos mucho por el agua, no teníamos, había mucha gente que no tenía agua, los vecinos peleaban por el servicio.” Además, recordó que previo a estos trabajos “juntábamos el agua en tachos, hemos pasado veranos enteros sin agua, la gente no sabía qué hacer”.