Presidencia de la Nación

Con la zarpada del rompehielos “Alte. Irízar”, comienza la segunda etapa del la CAV 2022/2023

En el marco de la Campaña Antártica de Verano (CAV) 2022/2023, el Ministerio de Defensa informa que comenzó su segunda etapa con la partida del rompehielos “Alte. Irízar” desde la base naval de Ushuaia. A bordo del buque, los especialistas del Servicio de Hidrografía Naval (SHN) continúan con el monitoreo del trayecto del témpano gigante que se desprendió de la barrera de hielo Brunt.

Durante esta nueva instancia, el rompehielos reforzará el abastecimiento de víveres en algunas bases, hará foco en el repliegue del personal de Orcadas y Belgrano II y se comenzará con la instalación de la plataforma que sostendrá las dos antenas satelitales en Belgrano II.

Además, en este itinerario también se procederá a la evacuación de residuos históricos y avanzarán los trabajos en la instalación del laboratorio multidisciplinario de Orcadas.

El personal especializado en glaciología marina del Servicio de Hidrografía Naval (SHN), que realiza el seguimiento en tiempo real del témpano gigante A81, informó que en las últimas 48 se desprendió el hielo marino fijo que éste tenía adosado en su sector oeste por lo que ahora el témpano se encuentra libre de obstáculos para su deriva, y que desde su ruptura el pasado 23 de enero se ha desplazado 11 km con dirección oeste. Además, comenzó el seguimiento de otros 15 témpanos de gran tamaño que se delimitaron a partir del desprendimiento de la barrera de Brunt y que pueden derivar de manera diferente al A81.

Este seguimiento, a través de las imágenes de los satélites, es insumo fundamental para fijar el trayecto del “Irizar” en su recorrido hacia la Base Antártica Conjunta Belgrano II. En el rompehielos están viajando dos superestructuras metálicas de 3 metros de altura para las 2 antenas que la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) que se instalarán en la base. Estas superestructuras están diseñadas y fabricadas a medida del proyecto para soportar las antenas y radomos, con sus receptores parabólicos de 6,1 metros de diámetro, en condiciones climáticas extremas.

Belgrano II posee características destacadas para el seguimiento de los satélites de órbitas polares, como los SAOCOM 1A y 1B. Desde allí se podrá contactar a los satélites argentinos 15 veces por día, contra 4 y 7 veces por día que se pueden observar desde las estaciones de Córdoba y Tierra del Fuego. La instalación final de las antenas está prevista para la próxima campaña.

Además, en Orcadas, próximo destino del “Irizar”, se espera la descarga de material para continuar con el armado del Laboratorio multidisciplinario. También se tiene planificado trabajar en la instalación de tres terminales autónomas de medición de parámetros vulcanológicos y sismológicos en Isla Decepción.

La primera etapa de la CAV 2022/2023 se cumplió con la llegada del rompehielos “Alte Irízar” a la Ciudad de Ushuaia, luego de más de un mes de navegación desde su partida del Apostadero Naval en la ciudad de Buenos Aires.
De este modo, el Comando Conjunto Antártico (COCOANTAR) dependiente del Estado Mayor Conjunto de las FFAA cumplió en tiempo y forma las tareas planificadas previamente junto a la Dirección Nacional del Antártico (DNA), el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) y el Servicio de Hidrografía Nacional (SHN) en 2022, como parte de una de sus funciones principales: el apoyo logístico a la actividad científica en la Antártida.

Durante este período se completó gran parte del reabastecimiento previsto para la Base Antártica Conjunta (BAC) Marambio, a lo que se sumó el aprovisionamiento de las BAC Esperanza, Orcadas, Petrel y la Base Científica Carlini. Asimismo, se efectuó la apertura de la base temporaria BAC Decepción y el despliegue de distintos campamentos para trabajos de campo. Toda esta actividad con el movimiento de personal correspondiente, tanto de científicos y técnicos como de militares que conforman las nuevas dotaciones de las bases o que desarrollarán sus actividades a lo largo de la temporada estival.

Por otro lado - en esta etapa- también se prestó colaboración a programas antárticos de países amigos: traslado de material y carga entre dos bases antárticas uruguayas (ECARE y Artigas), y transferencia de personal científico y militar del Ecuador desde la Base Frei (Chile) hasta la Estación Científica Maldonado.

En cifras concretas se puede decir que a la fecha se ha entregado a las distintas bases más de 600 metros cúbicos de carga general, una cantidad superior a 700 metros cúbicos de gas oil antártico a granel (a lo que se suman alrededor de 800 tambores de 200lts. del mismo combustible), y más de 300 tubos de gas envasado.

En tanto, en lo que respecta al repliegue de basura antártica, cabe destacar que ya es posible hablar de un récord, puesto que se han extraído de las bases argentinas casi 1.200 tambores con residuos de diferentes grupos de clasificación, así como más de 50 metros cúbicos de desperdicios a granel, que superan ampliamente los 280 metros cúbicos de basura retirada del continente blanco.

Para realizar todas estas tareas, el COCOANTAR cuenta con los medios provistos por las distintas Fuerzas. El rompehielos “Alte irízar”, Aviso Estrecho San Carlos (AVES), Aviso Puerto Argentino (AVPA) y el Transporte Canal Beagle (TRCB), de la Armada Argentina. Y dentro de los medios aéreos: aeronaves C -130 Hércules y helicópteros Bell 212.

Scroll hacia arriba