Comunicado del MTEySS: Asustar para ajustar

Ante el título de tapa del diario La Nación en relación a los datos de informalidad que pretenden generar confusión, el Ministerio de Trabajo ratifica la última medición del 33,1% de trabajo en relación de dependencia no registrado.


Ante el título de tapa del diario La Nación en relación a los datos de informalidad que pretenden generar confusión, el Ministerio de Trabajo ratifica la última medición del 33,1% de trabajo en relación de dependencia no registrado.

Este indicador que mide la EPH, es fundamental porque refleja el nivel de evasión a las normas laborales en las relaciones de trabajo. Es en este tema que los avances se miden fácilmente: caída de 17 puntos porcentuales del empleo no registrado en estos años.

Los datos aparecidos en el Informe de la OIT miden otra cosa. No es la medición habitual porque incluye al heterogéneo sector de los independientes. Esto nos lleva a otro fenómeno.

En el primer caso, al trabajador se le impone la precariedad de no registrarlo, lo que significa pérdida de derechos laborales y de la seguridad social. En el segundo, nos referimos a profesionales y técnicos que no cumplen sus obligaciones tributarias, diversos sectores vulnerables, microemprendedores, entre otros.

Incorporar datos firmes sobre este sector implica un cierto grado de discrecionalidad porque, (otro error de la nota) la EPH no mide si estos actores aportan o no a la seguridad social. Son solo estimaciones basadas en criterios que no son aclarados en este informe de la OIT.

En este sentido, y prueba de los diferentes criterios usados, cabe aclarar que la propia OIT ha distribuido otro documento, sobre la formalización laboral en la Argentina, destacando el “notable proceso de formalización laboral” y donde señala que la informalidad en nuestro país, se mantiene en niveles que apenas superan el 30 %.

Frente a este nuevo intento de generar incertidumbre y temores en los trabajadores y sus familias, nos preguntamos: Alguien puede pensar que la situación sociolaboral es tan dramática como se pretende o siquiera parecida a la etapa anterior a nuestro gobierno?

Sólo algunos datos para recordar:

- 12 millones de argentinos y argentinas que tienen derechos e ingresos que no tenían antes de 2003. - Fuerte reducción de la tasa de desempleo. - Incremento semestral de las jubilaciones y un aumento del 2389% del valor del Salario Mínimo Vital y Móvil. - 75% de niños y 95% de adultos mayores alcanzados por la ampliación del sistema de seguridad social. - 11 años de paritarias ininterrumpidos.

Los que quieren esconder o negar esos datos son los que primero asustan y luego ajustan.

Ya, casi sin querer, están mostrando sus planes: derogar leyes, anunciar tres años de privaciones para los argentinos, plantear reducción de gastos, que es igual a pérdida de derechos.

Otra vez, cerrar números con la gente afuera.