¿Cómo se ganan su boina azul los efectivos del Grupo Operaciones Especiales de la Fuerza Aérea Argentina?

Los oficiales y suboficiales de la Institución que deciden realizar el Curso de Operaciones Especiales y Defensa deben superar exigencias extremas para unirse a ese selecto grupo y obtener su reconocimiento más preciado: la boina azul con el distintivo de la agrupación


El Grupo de Operaciones Especiales (GOE) de la Fuerza Aérea Argentina fue creado el 20 de marzo de 1980, en parte como resultado de las tensiones internacionales producidas durante el conflicto del canal Beagle con la República de Chile a fines de la década de los ´70.

Pero también debido a la necesidad de contar con un grupo de efectivos altamente entrenados y preparados para efectuar incursiones furtivas con el objetivo de ejecutar ataques en áreas y sectores estratégicos dentro del territorio de un potencial enemigo para destruir y/o neutralizar, por ejemplo, su capacidad de defensa antiaérea .

La misión primaria de estas tropas de Operaciones Especiales se complementaría además con la capacidad de brindar apoyo operativo a las operaciones aéreas, ser parte del sistema de defensa y seguridad de las instalaciones, y prestar asistencia en tareas de búsqueda y salvamento.

El GOE surge entonces con la tarea de alcanzar y mantener la capacidad operativa necesaria para planificar, coordinar y ejecutar:

  • Operaciones Especiales tales como la Supresión de defensas aéreas enemigas, el Rescate en combate de tripulaciones, y el Reconocimiento, vigilancia e identificación de blancos
  • Tareas de Seguridad y Defensa de Objetivos Materiales propios, con Recuperación de instalaciones militares aéreas y en tareas de Rescate de rehenes en instalaciones militares aéreas
  • Tareas de apoyo a las Operaciones Aéreas, que implican el Control aéreo en combate, el Reconocimiento, marcación y operación de Zonas de Lanzamiento de paracaidistas y cargas, y el Reconocimiento, marcación y operación de Zonas de Entrega Aérea por aterrizaje
  • Tareas de Búsqueda y Rescate en Combate, actividad esencial para la cual se forma al personal en la especialidad de para-rescate, que luego deberá operar en las distintas Brigadas brindando apoyo a las actividades aéreas, o bien en la actividad aérea que se desarrolla en el Continente Antártico

Formación

Durante su etapa formativa, además de recibir instrucción en buceo, natación, y realizar operaciones en montaña (tanto en época invernal como estival), en selva y en el desierto, teniendo que adquirir una importante destreza física y profundizar sus conocimientos en tácticas y técnicas de combate, los oficiales y suboficiales candidatos a formar parte del GOE, deben realizar el Curso de Perfeccionamiento de Paracaidismo Militar.

Esta actividad es considerada un requisito fundamental, dado que el modo aéreo constituye la principal alternativa para llegar y alcanzar el objetivo enemigo. La aproximación al objetivo a través de lanzamiento con paracaídas se realiza por medio de aeronaves de transporte y comprende dos etapas:

  1. La primera etapa es el Curso Básico (saltos con línea estática), instancia en la que el lanzamiento se realiza mediante un arnés que va enganchado al avión, que se acciona al saltar de la aeronave en vuelo (aproximadamente a los 4 segundos) produciendo la apertura del velamen.

  2. La segunda etapa es el Curso Avanzado, durante el cual el personal debe desarrollar la capacidad de lanzamiento de apertura manual, que tiene como objetivo incrementar la capacidad de infiltración, exploración y reconocimiento del terreno enemigo.

Pero el paracaidismo no es el único modo aéreo para adiestrar a las futuras tropas especiales en tareas de infiltración, incursión e interdicción de amenazas. También se utilizan los helicópteros como medio para la ejecución de tareas de asalto, extracción de tropas en zonas hostiles y maniobras de rescate en combate, tareas que son ampliamente utilizadas también en tiempos de paz para brindar apoyo operativo a las actividades y despliegues aéreos que realiza la Institución para el adiestramiento del personal y al servicio de la comunidad.

El denominador común para la realización de las operaciones por modo aéreo es el estudio actualizado y detallado de las condiciones climáticas, debido a que el viento es un factor decisivo que restringe el uso de dichos medios.

Por último, es importante destacar que el GOE es responsable también de dictar los cursos de Apoyo Comando, Defensa de Instalaciones Militares, y de Seguridad y Defensa, que otorgan la especialidad avanzada al Personal Militar Subalterno de la Institución.

Perfil del GOE

El militar que aspira a convertirse en GOE debe tener una voluntad inquebrantable y una resistencia pisco-física más allá de los límites normales, un gran espíritu de sacrificio y de equipo, debiendo demostrar en todo momento carácter, audacia, iniciativa y un estado de ánimo optimista ante las peores adversidades.

Durante un año los cursantes estarán expuestos a condiciones extremas de supervivencia, teniendo que desenvolverse en diferentes climas y ambientes geográficos, aplicar diversas y riesgosas técnicas y procedimientos operativos propios de las Tropas de Operaciones Especiales.

Si bien estos aspectos deberían formar parte esencial de todo el personal militar, es de destacar que en el caso del miembro del Grupo de Operaciones Especiales son aptitudes que debe poseer en grado superlativo para poder superar las exigencias de aprobación del curso y luego realizar la tarea que lo acompañará a lo largo de su carrera, debiendo incrementar y transmitir de todo su conocimientos a las próximas generaciones.

El GOE en Malvinas

El 2 de abril de 1982 el GOE es desplegado a las islas Malvinas con la tarea de recuperar el aeropuerto y sus instalaciones, además de realizar una evaluación de las condiciones de seguridad del área ocupada por las fuerzas argentinas.

Durante el conflicto los efectivos del GOE colaboraron activamente con la seguridad y el funcionamiento integral de la Base Aérea Militar (BAM) Malvinas, realizando las siguientes tareas:

  • Construcción de puestos de guardia y refugios
  • Preparación de sistemas de trampas con explosivos
  • Instrucción del personal técnico y logístico en el aeropuerto
  • Instruir a los soldados, levantar el ánimo y mantener el espíritu y la moral para el combate
  • Participar en las tareas de balizamiento y seguridad de vuelo en la pista de Puerto Argentino, contribuyendo al mantenimiento del puente aéreo de los aviones de transporte procedentes del continente
  • Penetrar e infiltrarse entre las líneas inglesas para reconocer las posiciones y determinar el potencial del enemigo, en condiciones meteorológicas y geográficas sumamente difíciles, además de la constante actividad de observación y búsqueda que realizaban los helicópteros y tropas británicas

Primer héroe del GOE: Capitán (PM) Luis Darío Castagnari

El 29 de mayo comenzó con el fuego prematuro de la artillería naval británica, alternada en intervalos con los ataques aéreos a diferentes objetivos materiales.

Durante este ataque, mientras se encontraba cumpliendo tareas de Seguridad y Defensa, muere a sus 33 años el primer teniente Luis Darío Castagnari, al ser alcanzado por esquirlas de un misil antirradar que había lanzado un helicóptero Sea King británico, intentando abatir la antena del Puesto de Comando Argentino.

Al estallar el Conflicto del Atlántico Sur, solicitó fervientemente ser enviado a las Islas, pedido que le fue aceptado. En forma póstuma, fue declarado Héroe Nacional por el Honorable Congreso de la Nación y ascendido al grado inmediato superior. Y le fueron otorgadas las condecoraciones de La Nación Argentina al Valor en Combate y la de La Nación Argentina al Muerto en Combate.

Héroe en acción de paz: Comodoro (PM) Pablo Marcelo Dip

El 12 de marzo de 2018 se produjo el fallecimiento del vicecomodoro Pablo Marcelo Dip, quien se encontraba internado en grave estado, producto de las importantes quemaduras en un 60% de su cuerpo, que sufriera durante su heroica intervención para auxiliar a un vecino de avanzada edad y combatir el incendio que se desató en la vivienda contigua a la suya, en la localidad bonaerense de Ramos Mejía.

Con 30 años al servicio de la Fuerza Aérea, se desempeñaba en ese momento como Jefe del GOE, luego de haber participado por años en la organización de las tareas logísticas para la actividad antártica, como parte de la Dirección de Asuntos Antárticos y jefe de la Base Matienzo.

Fue ascendido en forma póstuma al grado inmediato superior, reconocida su acción en estricta correspondencia con los valores y principios que ostentan los integrantes del GOE, considerada como una agrupación valiosa con la que cuenta la Fuerza Aérea Argentina y la Nación Argentina.