Comenzaron a funcionar los Hospitales Modulares de Emergencias

Las unidades de Almirante Brown, Hurlingham, Florencio Varela y Moreno ya reciben a los primeros pacientes afectados por Covid-19.


En el marco de la Red de Emergencia Sanitaria Federal COVID-19, el Ministerio de Obras Públicas construyó y equipó en tiempo récord 12 Hospitales Modulares de Emergencia, que ya comenzaron a atender personas contagiadas de COVID-19.

En ese sentido, las unidades ubicadas en los municipios de Almirante Brown, Hurlingham, Florencio Varela y Moreno ya reciben a los primeros pacientes, que son atendidos con equipamiento de última tecnología y un equipo de profesionales de la salud que trabajan las 24 horas.

Los otros Hospitales Modulares se encuentran ubicados en Quilmes, Tres de Febrero, Lomas de Zamora, Gral. Rodríguez, Mar del Plata, Resistencia (Chaco), Gran Córdoba y Granadero Baigorria (Santa Fe), y una vez que pase la pandemia quedarán para toda la comunidad.

Estas unidades sanitarias adecuadas, sostenibles y resilientes, fueron construidas a partir de las directivas del Ministerio de Salud y una vez que finalice la pandemia quedarán para la comunidad.

Están equipadas con un total de 840 camas de terapia intensiva e internación, 276 respiradores y 24 ventiladores de transporte. Además, cuentan con monitores multiparamétricos, ecógrafos portátiles, electrocardiógrafos, tensiómetros y equipos de rayos X, entre otros insumos que permitirán brindar la mejor atención a las personas afectadas por el COVID-19.

En la mayoría de los casos, estas unidades se anexaron en los terrenos dependientes de las Unidades de Pronta Atención (UPA), que se encuentran en áreas de alta concentración demográfica y están equipadas con salas de atención primaria, de guardia, shock room, laboratorios de análisis clínicos, consultorios y áreas de diagnósticos por imágenes. Para esto, se ampliaron todas las redes de servicios de las UPA.

Son módulos de construcción rápida de 1000 M2, escalables (es decir que pueden ser ampliados con facilidad en caso de ser necesario), a través de la metodología de la construcción en seco, lo que permitió su realización de manera simultánea en turnos rotativos de 24 horas.

Estas obras forman parte de la Red de Emergencia Sanitaria Federal COVID-19, que se realizaron bajo el Protocolo de Seguridad e Higiene, impulsado desde el Ministerio de Obras Públicas, para cuidar todos los trabajadores y trabajadoras.