Presidencia de la Nación

CNEA desarrolló la ingeniería conceptual del proyecto de almacenamiento en seco para Atucha I

Esta instalación permitirá albergar los combustibles gastados que actualmente se encuentran almacenados en agua dentro del recinto de piletas. Se trata de un proyecto de ingeniería clave para la continuidad de la operación de la primera central nucleoeléctrica del país.

Especialistas de la Gerencia de Coordinación de Proyectos CNEA-NASA (GCPCN), perteneciente a la Gerencia de área de Energía Nuclear de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), contribuyeron con la concreción del proyecto ASECQ-I (Almacenamiento en Seco de Elementos Combustibles Quemados de la Central Nuclear Atucha I).

Esta obra tiene su origen en la necesidad de aumentar la capacidad de almacenamiento de elementos combustibles gastados de la primera central nucleoeléctrica del país, que fue puesta en marcha en 1974 y en la que actualmente se desarrollan tareas de extensión de su vida útil.

El ASECQ-1 fue construido adosado e integrado al edificio existente de la Casa de Piletas de la Central Nuclear Atucha I. En el nuevo edificio se instalaron 316 silos ubicados por debajo del nivel 0,50 metros que permitirán albergar 2.844 elementos combustibles gastados.

Para la concreción de este importante proyecto, la CNEA desarrolló el 100% de la ingeniería conceptual que sirvió de base para que la empresa CONUAR S.A. produjera la ingeniería de detalle y la construcción de las unidades de almacenamiento y de silos, que luego las diferentes empresas contratadas por Nucleoeléctrica Argentina (NA-SA) integraron en el edificio.

Asimismo, los especialistas de la CNEA brindaron asistencia técnica continua durante todo el proceso de ejecución de la ingeniería de detalle, la construcción y la puesta en marcha del ASECQ-I.

Tras la finalización de la construcción del edificio de almacenamiento y terminadas las instalaciones electromecánicas, NA-SA informó que ya se inició de forma exitosa el traslado de los elementos combustibles hacia el edificio en el cual quedarán alojados.

La concreción de este proyecto clave de ingeniería marca un nuevo hito para todo el sector nuclear argentino y lo posiciona -una vez más- como impulsor de las capacidades científico-tecnológicas del país.

Scroll hacia arriba