Catamarca: condenaron por crímenes de lesa humanidad a un ex militar en el juicio Ponce Borda III

El único acusado fue el coronel retirado Francisco Gabriel Castañeda, quien recibió una pena de 14 años de prisión por su rol en el secuestro y homicidio de Julio Genaro Burgos y Griselda del Huerto Ponce. La Secretaría de Derechos Humanos de la Nación fue querellante.


El Tribunal Oral Federal de Catamarca condenó hoy a 14 años de prisión al ex militar Francisco Gabriel Castañeda en el juicio conocido como Ponce Borda III, que investigó el secuestro y desaparición de Griselda del Huerto Ponce y su sobrino Julio Genaro Burgos.

Castañeda fue condenado como autor mediato de privación ilegítima de la libertad y como partícipe secundario de los homicidios de las víctimas. También fue considerado autor material por ser integrante de una asociación ilícita.
El Tribunal, integrado por Enrique Lilljedahl, Mario Martínez y Federico Bothamley, hizo lugar al pedido de la querella de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación y de la fiscalía y solicitó al Cuerpo Médico Forense que determine si el condenado puede cumplir la pena en una cárcel común. Mientras tanto, los jueces le prohibieron que se acerque o entre en contacto con familiares de las víctimas.

Los fundamentos de la sentencia se conocerán en una audiencia programada para el 8 de noviembre a las 18 hs.

Ponce y Burgos fueron secuestrados por una patota en la madrugada del 15 de diciembre de 1976 en su casa de San Fernando del Valle de Catamarca. Unos meses antes ya había sido secuestrado Fernando Ponce, hermano de Griselda, dirigente de SMATA y militante de la Juventud Obrera Católica. Los tres fueron vistos en el centro clandestino de detención que funcionó en la Jefatura de Policía de Tucumán y permanecen desaparecidos.

Horas después de su secuestro, el Ejército realizó un gran operativo en la casa de las víctimas, que en la provincia eran denominados “censos de población”, en el que les quemaron libros y robaron filmadoras y cámaras de fotos.

Al momento de los hechos, Castañeda era jefe de la Compañía A del Regimiento 17 de Infantería de Catamarca y tenía más de un centenar de soldados a su cargo. Por su rol, podía sumarse a la plana mayor del Regimiento, encargada del planeamiento y supervisión de las operaciones militares.

El juicio oral, que comenzó en agosto de este año, es el tercero que se realiza por estos hechos y el cuarto que se realiza en la provincia por crímenes de lesa humanidad. El jefe de la policía provincial durante la dictadura, Juan Rauzzino, también estaba imputado, pero falleció poco tiempo antes del comienzo del debate.

En el primer juicio por esta causa, Rauzzino fue condenado a perpetua por su rol en los hechos que tuvieron como víctimas a Ponce y Burgos e iba a ser juzgado por el caso de Nelly Yolanda Borda, estudiante de bioquímica y militante del PRT que fue secuestrada en la casa de su familia en enero de 1977 y aún sigue desaparecida. Fue vista también en Tucumán, en el centro clandestino de detención del Arsenal de Azcuénaga.

En un segundo tramo de la causa, denominado Ponce Borda II, fueron condenados Carlos Enrique Henzi Basso y Darío Otero Aran —ex mayor y ex oficial de inteligencia del Ejército, respectivamente—, y otros dos ex militares y un ex policía resultaron absueltos.