Avances del Registro de Datos Genéticos


El Registro Nacional de Datos Genéticos vinculados a Delitos contra la Integridad Sexual (RNDG) avanza en la toma de muestras de ADN, a través de un hisopado bucal. Del universo de 23.461 personas con sentencia firma, ya se solicitó autorización a la justicia para la obtención del perfil genético de 16.605 personas.

“El Registro es una herramienta fundamental para el esclarecimiento de investigaciones judiciales y para el almacenamiento de perfiles genéticos de individuos y de evidencias biológicas, que servirán para identificar a responsables de delitos contra la integridad sexual”, sostuvo el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano.

La base cuenta con 23.461 personas en condiciones de toma de muestra de ADN, de las cuales el Registro ya solicitó a la Justicia la autorización para la toma de material genético de 16.605 individuos, que representa el 71 por ciento.

Hasta el momento, entre las 24 jurisdicciones, se han recibido 867 órdenes de toma de muestras perfil genético.

El Registro cuenta con una base unificada de condenados que permite el entrecruzamiento con las evidencias obtenidas en el lugar del hecho e identificar las coincidencias. La Base se nutre de la información provista por el Registro Nacional de Reincidencia (RNR), el Registro Nacional de las Personas (RENAPER), el Servicio Penitenciario Federal (SPF), los Servicios Penitenciarios Provinciales (SPP) que aportan los datos de las personas condenadas con sentencia firme por los delitos contra la integridad sexual.

“Desde el Ministerio trabajamos para que las víctimas tengan una respuesta, es por ello que avanzamos en la creación del Centro de Asistencia a las Víctimas de Delitos (CENAVID) y en la implementación del Registro, que ayuda en las investigaciones judiciales y en el esclarecimiento de los hechos criminales graves”, resaltó Garavano.

Creado por la Ley 26.879 en el 2013 y reglamentado a través del Decreto Nº 522 en julio del 2017, el Registro recopila datos genéticos con la finalidad de facilitar las investigaciones sobre delitos sexuales.

Del universo total de condenados, un tercio de los casos corresponde a la jurisdicción de la provincia de Buenos Aires, seguida por Córdoba, Ciudad de Buenos Aires y Salta.