Aumentaron un 1240% las llamadas a la línea contra el abuso sexual infantil


A raíz de la denuncia del colectivo de actrices argentinas, el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, expresó que “acompañamos la preocupación y conmoción por la denuncia”, y remarcó que “en las últimas horas se incrementaron las llamadas al 0800-222-1717 contra al abuso sexual infantil”.

El Ministro a su vez resaltó “la importancia de hablar sobre abuso sexual infantil y de difundir la existencia de la línea”. Las llamadas al 0800, en las últimas 48 horas, saltaron de un promedio diario de 16 llamadas a 55 el día que se hizo pública la acusación, y a 214 el día posterior, creciendo un 1.240%.

Este crecimiento a su vez, guarda relación con el incremento de llamados registrado en la línea nacional 144 que ofrece información, orientación, asesoramiento y contención para las mujeres de todo el país en situación de violencia.

En los últimos 2 años, la línea de atención del Ministerio de Justicia recibió 5.144 llamadas, que implican 5.433 víctimas ya que algunos casos involucran a más de una persona.

La información estadística recopilada por el Ministerio indica que 7 de cada 10 víctimas menores de 18 años son niñas y el 51% tienen menos de 11 años. La proporción de víctimas de este género se incrementa a medida que aumenta la edad, a diferencia de los que ocurre con los niños.

Siete de cada diez agresores pertenecen al ámbito familiar de la víctima y más de la mitad son padres o padrastros.

Las formas más frecuentes de victimización sexual son el manoseo, seguido por la violación. Se registran casos en que la víctima puede sufrir más de una agresión sexual.

El 65% de las víctimas son niños, niñas y adolescentes y el 67,4% de los hechos sucede en el hogar de la víctima, del agresor o de un familiar. Asimismo, el 41,3% de los llamados son realizados por familiares mientras que el 34,1% provienen de instituciones.

La línea 0800-222-1717 tiene alcance nacional y atiende las 24 horas, los 365 días del año. Las profesionales que la atienden brindan orientación sobre cómo y dónde radicarlas denuncias, los organismos competentes en el lugar de residencia de la víctima. Los llamados tienen seguimiento y se realizan enlaces con organismos de protección local, fiscalías, asesorías, defensorías, escuelas, servicios sociales, familiares y policías, entre otros actores involucrados.

El equipo de profesionales está conformado por trabajadoras sociales y psicólogas y abogadas especialmente entrenadas en violencia familiar y sexual.