Arroyo y Capitanich firmaron acuerdo para urbanizar barrios vulnerables de Chaco

El ministro de Desarrollo Social, junto al gobernador provincial, recorrieron proyectos comunitarios y productivos en el marco del programa Potenciar Trabajo


El ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, estuvo hoy en Chaco donde firmó junto al gobernador Jorge Capitanich un acuerdo para urbanizar barrios populares de esa provincia, a la vez que recorrieron proyectos comunitarios y productivos en el marco del programa Potenciar Trabajo. También estuvieron la vicegobernadora Analía Rach Quiroga, la ministra de Desarrollo Social local, María Pía Chiacchio Cavana; la secretaria de Integración Socio Urbana, Fernanda Miño; y la directora nacional de Articulación Social Productiva, Victoria Vozza.

“Hoy la salida la vemos por el lado del trabajo. Con el gobernador Capitanich acabamos de firmar un convenio clave porque significa que, una vez que la provincia defina las prioridades en barrios vulnerables, vamos a trabajar en conjunto para su urbanización: Se van a abrir calles, espacios públicos, se van a hacer pisos de material en las viviendas y mejoras de las condiciones sanitarias y se va a trabajar en lotes con servicios básicos. Esto se traduce en derechos y empleo”, explicó Arroyo.

Además el Ministro recordó que “ya tenemos también un convenio por 270 millones de pesos para mejorar barrios, acompañar a los preventores comunitarios y apoyar los cinco sectores que consideramos clave para generar empleo, que son la construcción, el textil, el reciclado, la economía del cuidado y la producción de alimentos”.

Por su parte, Capitanich manifestó: “La dignidad humana no se negocia, se consigue a través del trabajo y este es un componente indispensable de la paz social. Estos programas implican un empoderamiento social extraordinario que va generar participación comunitaria y una reparación histórica para las y los chaqueños”.

“Con este programa se recupera la dignidad de los barrios populares que nunca habían sido prioridad. Es clave la integración de estos barrios a la trama urbana y que sea con servicios básicos: agua potable, cloacas, electricidad y conectividad”, remarcó la secretaria Fernanda Miño.

De acuerdo al Renabap, en Chaco hay 263 villas y asentamientos y más de 22 mil familias relevadas en esos lugares. En una primera instancia, se priorizará el barrio La Rubita en Resistencia, la ciudad capital, además de los denominados Dos de Septiembre, San José Obrero, MDT, Belgrano y paraje Las 3 bocas.

Arroyo y Capitanich participaron también de la presentación de Preventores Comunitarios en Adicciones en el marco del Programa Nacional “Potenciar Trabajo” y del lanzamiento del Programa Provincial “Más Inclusión”, a la vez que mantuvieron un encuentro con recicladores urbanos y productores de la agricultura familiar, a quienes les entregaron elementos del Banco Nacional de Maquinarias, Herramientas y Materiales para la producción social.