Arrancó el curso para cooperativistas frutihorticolas

Realizado por una colaboración entre el INAES, SENASA, INTA y la Secretaría de Agricultura Familiar, el ciclo de capacitación contó con 60 participantes de todo el país en su primer encuentro.


El INAES participó del primer encuentro del curso "Construcción y fortalecimiento de capacidades para la gestión de trámites, registración y habilitaciones sanitarias para referentes de cooperativas frutihortícolas", organizado conjuntamente entre el instituto, SENASA, el INTA y la Secretaria de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca (MAGyP). El encuentro contó con la asistencia de cerca de 60 participantes de las provincias de Misiones, San Juan, Buenos Aires, Chaco, Córdoba, Entre Ríos, La Rioja, San Luis y Santa Cruz.

Luciana Soumoulou, coordinadora de la Comisión Técnica Asesora de Agroalimentos del INAES remarcó en su intervención que “trabajamos en simplificar los trámites para las organizaciones que deseen constituirse como cooperativa para la producción de alimentos. La iniciativa de capacitación es una oportunidad para garantizar el abastecimiento y garantizar el acceso a la canasta básica de alimentos a precio justo”.

Luego, Alejandro Fernández, director nacional de Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (DNICA) del SENASA, manifestó el acompañamiento de las autoridades en esta iniciativa expresando que “las instituciones participantes le dan un marco a esta herramienta para el apoyo que tienen que tener los productores y productoras de la agricultura familiar, campesina e indígena. Como responsable de la DNICA, sé de la preocupación que supone llegar a la mesa de los consumidores y consumidoras con alimentos que tengan calidad e inocuidad para nutrir adecuadamente y no generar inconveniente a la salud”.
El objetivo del curso es aportar a la construcción de capacidades autogestivas de las cooperativas en la realización de trámites de SENASA, así como en el conocimiento de técnicas y normas sanitarias vigentes para las cadenas frutihortícolas. En este sentido “consideramos estratégico que las organizaciones, asociaciones y cooperativas puedan tener capacidad de autogestión en los trámites que solicita el SENASA. Están dadas las condiciones para que se puedan formar y poder acompañarlos y guiarlos también”, explicó Lucía González Espinoza, coordinadora de Agricultura Familiar del organismo.

En nombre de Susana Mirassou y de las autoridades del INTA, el gerente de extensión del instituto, Luis Caballero, destacó el compromiso de seguir trabajando juntos y en sintonía con el compromiso tomado. Por su parte, Matías Bohl, director de Asistencia Técnica, Capacitación e Innovación Productiva de la Secretaría de Agricultura Familiar coincidió en la articulación generada entre los organizadores y destacó la importancia del Registro Nacional de la Agricultura Familiar (ReNAF) en la formalización de la cadena frutihortícola.

El curso tiene una duración de cinco semanas y está orientado a asociaciones, cooperativas u organizaciones de productores y productoras de la agricultura familiar, campesina e indígena que trabajan en la producción frutihortícola. Para más información, los y las interesadas pueden consultar el programa y/o comunicarse al correo electrónico: [email protected]