Argentina asumirá la vicepresidencia del Centro Latinoamericano para el Desarrollo

El organismo agrupa a 22 países y tiene como objetivo impulsar, junto a sus Estados miembros, procesos de mejora continua de la gestión pública y de políticas públicas


En marco de la realización de su XXIII Congreso anual , el Centro Latinoamericano de Administrador para el Desarrollo designó a la Argentina para ejercer la Vicepresidencia 2da de dicho organismo por el próximo año. Este nombramiento acompañó la ratificación de Buenos Aires como sede del próximo Congreso en noviembre de 2019.

“Es un gran reconocimiento para Argentina, por el compromiso y el trabajo que se viene realizando desde el gobierno nacional en conjunto con los gobiernos provinciales, sociedad civil, el poder legislativo y el judicial. Queda mucho por hacer y nos motiva a seguir consolidando al país como un referente de la materia en la región”, sostuvo el Vicejefe de Gabinete y Secretario de Gobierno de Modernización, Andrés Ibarra.

El Centro Latinoamericano de Administración para el Desarrollo (CLAD) es un organismo público internacional e intergubernamental agrupa a 22 países: 19 de América Latina, España, Portugal y tiene como objetivo impulsar, junto a sus Estados Miembros, procesos de mejora continua de la gestión pública y de políticas públicas justas, sostenibles y comprometidas con la democracia, el Estado de Derecho y el desarrollo económico y social.

"Esto es una señal más de la confianza que el mundo está teniendo en esta etapa de la Argentina. Desde el Gobierno Nacional estamos comprometidos en generar las facilidades necesarias para el desarrollo de una gestión y políticas públicas de calidad en todos los rincones del país", concluyó Ibarra.

El Congreso que se realizará en noviembre del 2019, es un evento celebrado que se ha consolidado como el encuentro de mayor importancia en Iberoamérica para presentar y debatir experiencias e investigaciones realizadas sobre la Reforma del Estado y de la Administración Pública. Este da cita a ministros y secretarios de Estado responsables de las políticas públicas en cuestión, así como parlamentarios, investigadores y docentes universitarios y de instituciones especializadas, consultores, funcionarios públicos y gremialistas.