Aprender Conectados en la Escuela Rural N° 553 de Corrientes


Aprender Conectados es una política integral de innovación educativa, impulsada por el Ministerio de Educación de la Nación con el fin de garantizar la alfabetización digital para el aprendizaje de competencias y saberes necesarios para la integración en la cultura digital y la sociedad del futuro. La iniciativa implementa educación, programación y robótica para todos los niveles obligatorios y para los Institutos de Formación Docente, alcanzando a casi 8 millones de personas.

En ese contexto, el 15 de junio cerró la inscripción a la primera edición de la Maratón Nacional de Programación y Robótica, organizada por la Dirección Nacional de Innovación Educativa. La convocatoria, que comenzó los primeros días de mayo del 2018, reunió a más de 5000 alumnos de escuelas primarias y secundarias de gestión estatal de toda la Argentina, quienes participarán a partir del 21 de junio de actividades que se desarrollarán en tres instancias diferentes durante el ciclo lectivo.
Cabe destacar que más de 250 equipos están conformados íntegramente por mujeres, ya que se propuso premiarlas en el marco de «Mujeres Programadoras», un programa que busca promover la igualdad de oportunidades, la participación efectiva y el empoderamiento femenino en la educación digital, la programación y la robótica.

La maratón es de carácter formativo: busca que los estudiantes piensen y desarrollen soluciones de programación y tecnología a problemas reales, para dar respuesta a los desafíos que se proponen, relacionados con el medio ambiente. Los programas creados permitirán tomar conciencia sobre diferentes problemáticas que surgen a partir de los deshechos y la contaminación.

Las dos primeras instancias de la competencia serán a distancia y se realizarán de manera virtual en la plataforma web de la Maratón. En la última etapa, que se realizará en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se llevará a cabo la final de programación y una demostración de robótica a cargo de estudiantes de escuelas invitadas.

Para el desarrollo de las soluciones se utilizará las aplicaciones Scratch para nivel primario y Phyton, para el nivel secundario. Una vez inscriptos, los equipos participantes contarán con diferentes ejercicios y tutoriales disponibles en la web de la Maratón, así como también, recomendaciones y buenas prácticas. Los trabajos presentados serán evaluados en cada categoría por un jurado designado por la cartera educativa nacional, integrado por docentes con formación tecnológica en el área de programación y con experiencia en el nivel primario y secundario.

Aprender Conectados es un programa de educación digital que pretende poner a las escuelas como centros prioritarios de aprendizaje. Para alcanzar estos objetivos, el Ministerio de Educación de la Nación además de ofrecer la provisión de equipamiento actualizado y diversificado, brinda capacitaciones a los docentes para que cuenten con las herramientas necesarias para hacer de las escuelas instituciones que dialogan con las prácticas culturales actuales.

Así es el caso de Nahuel Hollman, actual profesor de computación de la escuela Rural N° 553 de San Cayetano, Corrientes. En noviembre del año 2017 participó de una Capacitación Docente articulada por el ministerio de Educación de la Nación junto a la Fundación Varkey en el marco del “Programa de Liderazgo e Innovación Educativa”. A través de esta iniciativa ya se capacitó a 2.140 directores y docentes de 1.034 escuelas en las provincias de Mendoza, Corrientes, Salta y Jujuy.

“Participé de la capacitación junto a la vicedirectora del establecimiento Ana Luz Acuña, mi pareja pedagógica -sostuvo el docente y agregó- nos impactó la iniciativa por buscar innovar y cambiar la estructura de la educación tradicional que conocemos”.
El Programa de Liderazgo e Innovación Educativa fue creado por la cartera educativa nacional junto con la Fundación en 2016 y ya capacitó a más de 2.000 docentes. El objetivo consiste en formar a 15.000 líderes escolares en los tres años que contempla el convenio, desarrollando en ellos las capacidades para convertirse en agentes de cambio de las instituciones.

En el transcurso de seis semanas los cursantes del programa realizan un entrenamiento presencial, conformado por seis módulos: liderazgo para el desarrollo organizacional, gestión de la integración tecnológica, mejora del proceso de enseñanza y aprendizaje, desarrollo de maestros líderes, estrechar relaciones en la comunidad educativa, fomentar la creatividad y la innovación curricular. Al finalizar deberán elaborar e implementar un Proyecto de Innovación Escolar.

“Al finalizar la capacitación tuvimos que presentar un proyecto transformador, que no se haya visto en la escuela y mejore la calidad de aprendizaje de los alumnos. Optamos por la realidad virtual, y el primer elemento a implementar fue el celular de los chicos, una herramienta que prácticamente está prohibida en las aulas correntinas. Lo llamamos ‘El enemigo, un gran aliado para conocer nuevas realidades’”, contó Hollman.

Acuña y Hollman entendieron que el celular es un objeto con el que los niños conviven a diario y que les era reprimido en la escuela, algo que era contraproducente. Así que decidieron cambiar la metodología y utilizar ese potencial como herramienta educativa con un uso responsable.

“No tenemos Internet en la escuela, así que tuvimos que enfrentar esos inconvenientes y convertirlos en desafíos a resolver –contó Nahuel Hollman y acotó- los chicos están maravillados y los docentes estamos anonadados por los resultados que arroja la experiencia. Se entusiasman, no se aburren y los incentiva. Aprenden jugando, vieron en realidad virtual cómo era la Plaza de Mayo en 1810 y lo aprendieron en minutos. Todos los alumnos mejoraron su rendimiento, a tal punto que tenemos en mente replicar la iniciativa en una escuela secundaria de la zona”.

El proyecto que puso en marcha la pareja pedagógica de la escuela Rural N° 553 luego de participar del Programa de Liderazgo e Innovación Educativa solo fue el punto de partida, fue tanta la motivación que generó en los alumnos que Hollman decidió dar un paso más y empezar a trabajar robótica.

“Al ser una escuela rural no contamos con presupuesto para adquirir el material deseado, así que apelamos al ingenio. Hicimos un cepillo de dientes eléctrico con un vibrador de teléfono y una pila, y ahora estamos fabricando un brazo hidráulico con jeringas y cartón. Los chicos que tenían mostraban dificultad en el aprendizaje o que expresaban problemas de conducta son los primeros en involucrarse en ésta modalidad de trabajo, nosotros tenemos que fomentar en ellos el pensamiento crítico, guiarlos y potenciar sus habilidades”, finalizó Nahuel Hollman, profesor de computación de la escuela Rural N° 553 de San Cayetano, Corrientes.