Presidencia de la Nación

Andrea García participó del Panel sobre salud y nutrición escolar en cumbre de Educación de la ONU

La secretaria de Cooperación Educativa y Acciones prioritarias formó parte del panel “Saludables y Educados: invertir en salud y nutrición escolar para transformar la educación y la vida de las y los jóvenes”.


En el marco de la cumbre para la Transformación de la educación convocada por Naciones Unidas, la secretaria de Cooperación Educativa y Acciones prioritarias, Andrea García, participó del panel “Saludables y Educados: invertir en salud y nutrición escolar para transformar la educación y la vida de las y los jóvenes”.

La actividad se llevó a cabo en el salón Labusisse de la Sede de UNICEF y contó con la participación de autoridades y representantes del reino de Marruecos, del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), del Programa Mundial de Alimentos (PMA), de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

La funcionaria afirmó: “Definimos a la educación como un derecho humano y consideramos al financiamiento como condición necesaria, irrenunciable y libre de condicionamientos externos”.
Agregó que "resulta de gran relevancia el compromiso regional con la alimentación y la salud de las y los estudiantes para mejorar los aprendizajes. La alimentación es la condición necesaria para el bienestar general, el crecimiento y la posibilidad de aprendizaje. Además, es indispensable para el acceso a otros derechos, como la higiene y el acompañamiento socioemocional en las escuelas después de la pandemia por COVID 19”.

Nuestro país posee una larga trayectoria en materia de protección de derechos, entendiendo a la escuela como espacio de cuidados integrales.
Desde esta concepción, el servicio de alimentación escolar se remonta a 1906, cuando se brindó por primera vez el servicio de copa de leche. En 1914 se incluyó una partida anual para la alimentación escolar en los presupuestos.
En la actualidad son 4.000.000 los comedores escolares en todos los niveles educativos, que se suman a distintas políticas de seguridad social como la Asignación Universal por Hijo (AUH), una transferencia económica con condicionamiento de escolaridad y control de salud, la cual alcanza a 3.800.000 niñas y niños, además de la transferencia para compra de leche a partir de la Ley de los 1000 días. Además, Garcia sostuvo que un enfoque integrado de la salud y la nutrición escolar puede orientar a la realización de buenas prácticas de escuelas promotoras de derechos.

Asimismo, la Asamblea del Consejo Federal de Educación aprobó recientemente la Resolución N°429/22 sobre la reglamentación de la Ley de Promoción Saludable N° 27642, en las instituciones educativas.
Esta establece la progresiva adecuación de los productos que se ofrecen en busca de avanzar en entornos escolares saludables, la incorporación de contenidos que contribuyan al desarrollo de hábitos saludables y que adviertan sobre los efectos de la alimentación inadecuada.

Se suman instancias de formación docente, asistencia técnica y recursos pedagógicos. Se promueve la inclusión de actividades y de políticas que establezcan contenidos de educación alimentaria nutricional en nivel inicial, primario y secundario, e instancias de formación para quienes intervienen en el proceso de manipulación, elaboración y atención del servicio alimentario. Se trata de un compromiso que debe asumir la comunidad educativa y toda la sociedad para construir un mundo más justo, pacífico y sostenible.

Scroll hacia arriba