Análisis de Riqueza Nacional de Francisco Vidal

Sabías que en el Palacio de Hacienda hay varias pinturas, y que entre ellas, una poco conocida cuyo nombre es Riqueza Nacional realizada por Francisco Vidal en el año 1939?


Vista general del Salón Belgrano (Ex Despacho privado del Sr. Ministro)

Esta obra es uno de los paneaux que se encuentran distribuidos por el edificio y se encuentra emplazada en el salón Manuel Belgrano del 5º piso, lo que antiguamente era el despacho ministerial.

Como muchas otras obras del patrimonio del edificio, representa hechos y características del país. Como ser las tareas rurales, las riquezas naturales de suelo argentino, el progreso de la Nación, etc. Todas ellas representados en pinturas o esculturas que adornar entradas, pasillos y despachos, representando la imagen de riqueza y pujanza de la Nación en la época en que fue construido el edificio (1939)

“Riqueza Nacional” de Francisco Vidal

En este caso la representación se realiza de manera alegórica, es decir, consiste en dejar de lado el sentido significativo o representativo de la imagen y poner en práctica el sentido figurado de la misma, o sea, representar una idea o concepto a través de imágenes alusivas o metafóricas.
Como lo expresa el título, las imágenes muestran distintas características de la riqueza del país. En total hay diez figuras humanas en composición clásica, en diferentes poses y actividades representando las características de la Nación.

Segmentación de “Riqueza Nacional”

De izquierda a derecha podemos ver, en el ángulo inferior izquierdo del observador, a una mujer semidesnuda (1), recostada sobre unas rocas, con lo que se podría interpretar como una rama de olivo haciendo alusión a la paz. Más arriba, un hombre con un toro (2) y detrás un paisaje de rural, representando a las riquezas ganaderas.

A la derecha de esa imagen hay dos mujeres, una sosteniendo un plato enorme con frutas diversas (3) y debajo otra mujer con un haz de espigas de trigo en el brazo y una hoz en la otra mano (4). Ambas en clara referencia a las riquezas agrícolas del suelo.

En el centro inferior hay un hombre con el torso desnudo y de espaldas con un cofre con monedas de oro (5), en clara relación con la riqueza. A su lado, también de espaldas, una mujer con un niño sobre su regazo (6), una posible interpretación de la fecundidad y el futuro. La mujer se mira con un hombre, que sostiene un martillo y un yunque, un emblema del trabajo de la metalurgia. (7)
Sobre ellos, y en el lado derecho de la obra, una mujer, sentada sobre un trono, podría representar a la Nación. (8)

En el centro de la obra, por sus características- el caduceo y el sombrero con alas- se encuentra Hermes o Mercurio. (9) En la mitología griega, Hermes es el dios olímpico mensajero, de las fronteras y los viajeros que las cruzan, el ingenio y del comercio en general. Protector de los viajeros y del comercio. A Hermes se lo representaba como un hombre barbudo o un apuesto joven vestido como un viajante. A veces los artistas lo representaban con alas en el sombrero o en las sandalias que eran las que lo hacían más rápido que cualquier humano.

Visita guiada para los empleados de la cartera y sus hijos.

En el último plano, se ve en el centro, el puerto con transatlánticos y detrás los rascacielos de la ciudad, mientras que a la derecha, se observan los silos y un puente por el que marcha un tren. Cierra la composición un arco iris.

Esta elocuente imagen remite a un anhelo y una noción de la Argentina muy enraizada que se relaciona con la idea de la nación próspera, el suelo fértil y cuya economía se basa en la agricultura, la ganadería, y el comercio de estas materias primas a través del puerto.