Alberto Fernández, Kicillof y Katopodis realizaron la apertura del Hospital René Favaloro de La Matanza

Además, se pusieron en marcha los Hospitales Modulares de Chaco, Córdoba, Santa Fe y Mar del Plata. Desde el inicio de la pandemia, el Ministerio de Obras Públicas sumó 1.417 camas críticas al sistema de salud de todo el país.


El presidente de la Nación, Alberto Fernández; el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; y la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, mantuvieron una videoconferencia desde la Residencia de Olivos con el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; la vicegobernadora de Buenos Aires, Verónica Magario; y el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza para participar del acto de apertura del Hospital General de Agudos Dr. René Favaloro, de Rafael Castillo.

Después de cuatro años de estar paralizada, la obra se reactivó en marzo para fortalecer el sistema público de salud de la Provincia de Buenos Aires ante la emergencia del COVID-19.

Al respecto, Katopodis señaló: “El presidente Alberto Fernández nos encomendó poner en funcionamiento el Hospital René Favaloro de La Matanza, y esa promesa hoy se hizo realidad. Un gran equipo trabajó día y noche para sumar 158 camas críticas en esta pandemia”.

Y continuó: “Nunca más un hospital en la Argentina puede estar 4 años cerrado”.

En este sentido, el hospital amplió su capacidad para sumar 158 nuevas camas, de las cuales 144 son de internación general y 14 de terapia intensiva. Asimismo, quedaron habilitados el sector de guardia de adultos, con atención las 24 horas y seis shocks rooms equipados con camas para la asistencia de urgencias, que se suma a la guardia pediátrica; los servicios de laboratorio, diagnósticos por imágenes y consultorios externos.

Del acto también participaron el ministro de salud, Ginés González García; el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; el ministro de salud bonaerense, Daniel Gollán; el secretario de Obras Públicas, Martín Gill; el subsecretario de Gestión de Servicios e Institutos del Ministerio de Salud de la Nación, Alejandro Collia; y el subsecretario de Ejecución de Obra Pública, Edgardo Depetri.

La obra fue reactivada por etapas, incluyó la refuncionalización de espacios y la readecuación tecnológica de un proyecto que fue iniciado en el año 2010 y que, con el paso del tiempo, debió ser adaptado a las nuevas necesidades y estructuras sanitarias vigentes.

El Hospital cuenta con una superficie total de 18.352 m2 y en pleno funcionamiento, se desempeñarán más de 400 trabajadores y trabajadoras, tanto profesionales de la salud, como de administración, limpieza, mantenimiento y personal terciarizado.

El modelo de gestión del Hospital Gral. de Agudos Dr. René Favaloro es el SAMIC (Servicio de Atención Médica Integral para la Comunidad), caracterizados por estar equipados con alta tecnología y constituirse como el lugar de derivación de centros de salud y hospitales locales de menor complejidad. Forman parte de un sistema de salud organizado en redes y su administración y financiamiento son de tipo mixto, con la participación del Estado Nacional, la Provincia y el Municipio.

El Ministerio de Obras Públicas continuará habilitando servicios para ampliar la capacidad de atención a todos los vecinos y vecinas de Rafael Castillo.

Hospitales Modulares del interior del país

Los funcionarios también mantuvieron una videoconferencia con el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich; el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti; el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti; y el intendente de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro para poner en marcha los 4 Hospitales Modulares que el Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Obras Públicas, construyó en el interior del país destinados a la atención de pacientes con Covid-19.

Las unidades se encuentran ubicadas en Resistencia (Chaco), en la ciudad de Córdoba; en Granadero Baigorria (Santa Fe) y en Mar del Plata (Buenos Aires), y junto a los 8 ubicados en el Gran Buenos Aires sumaron al sistema de salud un total de 840 camas de terapia e internación. Además, cuentan con respiradores, ventiladores de transporte, monitores multiparamétricos, ecógrafos portátiles, electrocardiógrafos y equipos de rayos X, entre otros dispositivos de última generación.

Los mismos se construyeron a partir de las directivas del Ministerio de Salud, funcionan las 24 horas, cuentan con un equipo de trabajadores y trabajadoras de la salud por cada hospital y, una vez que finalice la pandemia, quedarán para la comunidad.

Estas obras forman parte de la Red Federal de Emergencia Sanitaria, que en estos 4 meses ya permitió sumar 1.417 camas de terapia e internación en todo el país, de las cuales 959 fueron destinadas al AMBA.

Todos los trabajos se realizaron cumpliendo el Protocolo de Seguridad e Higiene, impulsado desde el Ministerio de Obras Públicas, para cuidar todos los trabajadores y trabajadoras.