Acordaron el nuevo salario mínimo en 980 pesos

El ministro de Trabajo, empresarios y sindicalistas llegaron a un acuerdo para establecer el aumento que se aplicará en tres etapas en los meses de agosto, octubre y diciembre.


El ministro de Trabajo, empresarios y sindicalistas llegaron a un acuerdo para establecer el aumento que se aplicará en tres etapas en los meses de agosto, octubre y diciembre.

Con 24 votos afirmativos, dos negativos y 4 abstenciones se estipularon los siguientes valores transitorios: 900 pesos durante agosto y septiembre, 960 durante octubre y noviembre, para llegar al monto establecido de 980 pesos, que regirá desde el 1 de diciembre.

Carlos Tomada, remarcó que “no fue traumática” la negociación del Consejo del Salario que se desarrolló en la cartera laboral y destacó haber alcanzado el “primer objetivo” de colocar el salario mínimo “por encima de la línea de pobreza para todos los argentinos”. “Siempre esas negociaciones tienen un grado de complejidad cuando cada parte defiende legítimamente sus intereses.

El nuevo salario mínimo de 980 pesos beneficiará a más de 400 mil empleados en todo el país. Según Tomada, “había una sensación tanto de los empleadores como de los trabajadores de que alcanzar la línea de pobreza y superar la línea de la canasta básica era una posibilidad cierta en estas negociaciones del salario mínimo”.

Tomada precisó que “el salario mínimo es una referencia” y que “todos los trabajadores que no están registrados y sean blanqueados como mínimo van a tener que percibir este salario mínimo”. Explicó además que “los salarios que han sido negociados en convenciones colectivas que en general están por encima de este valor no sufren modificaciones” y que los 400 mil trabajadores que se beneficiarán con esta suba “no estaban comprendidos en convenios colectivos”.

Sobre la cuestión inflacionaria dijo que “la preocupación ha pasado más por mejorar y mantener la capacidad adquisitiva del salario que por esa preocupación“, aunque admitió que “el tema de la inflación es mirada con atención por las partes cuando negocian”. Finalmente, sobre su tarea en el ministerio dijo que “mientras siga existiendo un sólo desocupado de esta salvajada que se hizo en los años “90, tenemos un compromiso muy grande para seguir trabajando todos los días para resolver estos problemas”. “Estamos demostrando que, contrariamente a lo que nos lavaron la cabeza durante años, es posible el crecimiento económico con inclusión social“, sostuvo el ministro.