Presidencia de la Nación

Acompañamos el desarrollo territorial de la producción de la carne de llama en la provincia de Jujuy

El fortalecimiento de las distintas actividades derivadas de la crianza de llamas y otros animales es fundamental para el abastecimiento del mercado interno y valorizar producciones ancestrales de esta región del territorio


Desde la Subsecretaría de Fortalecimiento de Desarrollo Productivo y Sustentable para Pequeños y Medianos Productores Agroalimentarios, que dirige Milagros Barbieri, se llevó a cabo una recorrida por la zona de la Puna jujeña con el objetivo de conocer las distintas articulaciones que se pueden dar a nivel local y nacional, para fortalecer la cadena de la carne de la llama, así como también la que se deriva de la producción de la fibra de este animal, fuente primaria del desarrollo textil de cooperativas y artesanas y artesanos tanto de Jujuy, como de las provincias que son parte del Norte Argentino. Un trabajo articulado con el Programa de Cambio Rural y la delegación del Senasa Región NOA.

“No hay dudas de que en esta provincia hay capacidad de producción, de conocimiento y capacidad instalada para entramar a toda la cadena, que además de ser fuente de generación de alimentos y agregado de valor en lo textil, puede generar trabajo y mejores condiciones de acceso a los productos de la carne de llama”, indicó la Subsecretaria, quien estuvo acompañada por la coordinadora de Apoyo al Desarrollo Asociativo, Lucero Glorio.

“Lo que hicimos fue recorrer todos los eslabones de la cadena, con pequeños productores que ya están iniciando dos grupos de Cambio Rural y con productores medianos, con quienes vamos a seguir trabajando para potenciar esta actividad. Lo que vemos es que, a partir de un producto tan nativo y originario como la llama, es posible generar producción, riqueza y trabajo en esta región del territorio”, destacó Barbieri.

Cabe remarcar que la recorrida por la región de la Puna jujeña y parte de la Quebrada, de la que formaron parte referentes del NOA de Cambio Rural y del MAGyP, comprendió la visita a distintos espacios productivos, de cooperativas textiles y establecimientos de comercialización de productos derivados de la llama, además del acercamiento con municipios y con pequeñas y pequeños productores que desarrollan actividades que son parte de la identidad productiva y cultural de las comunidades locales.

En cuanto a las condiciones productivas para producir llamas en esta región, la coordinadora territorial del NOA para el programa Cambio Rural, Fabiana Brizio, remarcó que “tiene un potencial muy alto, la cadena de la producción de la llama significa mucho esfuerzo y es por eso que es importante empezar a articular territorialmente, además de la inversión que es necesaria también”. Asimismo, Brizio aseguró: “El Norte argentino es un territorio muy amplio, pero con mucha potencialidad de trabajo, y desde Cambio Rural lo que nosotros podemos hacer es aportar con la conformación de grupos que aporten a los procesos productivos un plan más general e integral que se pueda abordar en este territorio”.

Muestra de ello es el desarrollo productivo que lleva adelante la Cooperativa de Productores Agroganaderos de la localidad de Santa Catalina, ubicada a una altura de 3.800 metros sobre el nivel del mar y a 350 kilómetros de San Salvador de Jujuy. Esta cooperativa, que se conforma por tres fincas con alrededor de 3000 cabezas de ovinos, 1500 llamas y entre 600 y 900 vicuñas, está compuesta por 10 socios y productores, además trabajadores de la producción de distintas generaciones de hijos, hijas, padres, madres y abuelos y abuelas.

Pedro Navarro, presidente de esta organización de trabajo que se formó en 2014, se refirió a una de las problemáticas que presentan: “nosotros empezamos a querer aprovechar y controlar la presencia de vicuñas en silvestría, que después de años de haber estado a punto de desaparecer volvieron a los campos de esta localidad. La visita de representantes del Ministerio es muy importante porque tomaron contacto con nuestros animales y nuestra realidad”. Además, explicó que “este tipo de acercamientos promueven la posibilidad de poder sistematizar y fortalecer lo que ya estamos haciendo, además de acrecentar las expectativas y la ilusión de poder arrancar de una manera distinta, de poder dar el salto de pequeños productores a productores un poco más desarrollados y de mejorar lo que ya hacemos”.

Para acompañar al proceso productivo de la carne de llama en la región, las autoridades de Agricultura conocieron y se interiorizaron en el trabajo que se lleva adelante en las instalaciones de acopio y faena de carne de llama de la Corporación para el Desarrollo de la Cuenca de Pozuelo (CO.DE.PO), ubicada en la localidad de Cieneguillas. Este establecimiento representa una herramienta importante en el proceso de articulación de los distintos eslabones de la cadena cárnica, ya que es un espacio estratégico que podría promover el proceso de industrialización de este alimento para el consumo provincial.

En esta dirección, desde las oficinas del Senasa NOA Norte en la capital de Jujuy, el equipo de la Subsecretaría de Fortalecimiento de Desarrollo Productivo y Sustentable, y referentes del Senasa Regional NOA Norte, trabajaron en conjunto en avanzar sobre la necesidad territorial de la implementación del Tránsito Federal para regularizar las condiciones sanitarias de los alimentos derivados de la llama, en especial de la carne. También, las autoridades analizaron la importancia de seguir impulsando la producción de la carne de llama y oveja para el consumo de las y los jujeños, respetando las distintas experiencias locales. Participaron, el director del Senasa NOA Norte, Sergio Cabral; la referenta de Agricultura Familiar, Susana Courault; el responsable de sanidad animal, Raúl Díaz Pardo; y el coordinador de Inocuidad y Calidad Agroalimentaria regional, Sergio Colina.

También, para articular con el desarrollo político local del territorio, el equipo del Ministerio mantuvo un encuentro con autoridades de la Municipalidad de Abra Pampa, en donde trabajaron sobre la importancia de potenciar a esa localidad como un estratégico centro de industrialización y comercialización que promueva el desarrollo de las producciones de carne de llama aledañas, así como de los que provienen de la fibra de llama.

Otro de los objetivos propuestos para la recorrida del equipo de la Subsecretaría que dirige Milagros Barbieri tuvo que ver con trabajar, en conjunto con cooperativas, productoras, productores y artesanos, la potencialidad de la fibra de llama para la elaboración de indumentaria y otros productos derivados.

En este marco, las autoridades del Ministerio visitaron la Cooperativa PUNHA (Por Un Hombre Nuevo Americano) en la localidad de Abra Pampa, que funciona hace más de 30 años y genera empleo directo a 60 productoras y productores y 300 familias de manera indirecta. Esta empresa social y textil, compuesta mayormente por mujeres originarias, elabora abrigos y distintos productos, y busca valorizar la producción local a través del mejoramiento de la comercialización, como el caso del puesto de venta ubicado en la localidad de Maimará.

Eugenia Gutiérrez, fundadora de PUNHA, explica de qué forma proyectan fortalecer la estructura de venta de sus productos en Maimará: “Queremos mejorar el acceso al agua, el techado del salón, el mirador y el playón de estacionamiento. Nuestra idea es poder construir el saloncito para invitar a los artesanos de toda la puna y otras provincias para fortalecer a nuestras artesanías”. Por otra parte, la productora reconoció la importancia de la visita de representantes del MAGyP: “El apoyo de directivos que puedan llegar aquí es bárbaro para nosotros porque lo necesitamos para trabajar dignamente y para que los jóvenes no se vayan a otros lugares, a otras provincias”.

El equipo de la Subsecretaría también recorrió la Cooperativa de Trabajo Textil del Norte Argentino (COO.TEX.NOA), que se desarrolla hace 14 años, está ubicada en San Salvador de Jujuy y trabaja con la lana de oveja y fibra de llama, que luego es destinada a hilanderías de la provincia, Tucumán, Santiago del Estero y Buenos Aires. Ante la visita de autoridades del Ministerio, el secretario de la cooperativa, Pablo Rojas, expresó que “estamos muy agradecidos con los Ministerios que nos han visitado, siempre nos dieron una mano con nuestros proyectos. Nosotros podemos hacer realidad el trabajo conjunto con otros productores y artesanos de la provincia, contar con nuestras propias máquinas y nuestros espacios para poder producir”.

Por último, la comitiva de Agricultura recorrió en la capital jujeña un espacio de comercialización de productos artesanales de prendas elaboradas con fibra de llama, perteneciente a la Fundación Malku Andina. También, visitó las instalaciones de la Bodega Viñas del Perchel, que elabora vino de altura en la Quebrada de Humahuaca, y desarrolla proyectos para impulsar no sólo su producción, sino también el enoturismo en la región.

Scroll hacia arriba