51° Aniversario de la Base Marambio: Más de medio siglo de soberanía en el Continente Antártico

El 29 de octubre se cumplieron 51 años de la fundación de la Base Marambio, núcleo dinámico de la operación logística en las bases antárticas y de la investigación científica en el Continente Blanco, y enclave estratégico para el ejercicio de la soberanía en el Sector Antártico Argentino


Por 1er Ten Gustavo Liébana

Ingresá a la Experiencia Marambio 360

A través de este tour virtual podrás conocer las instalaciones del Museo Antártico "Patrulla Soberanía", los hangares, salas temáticas e inclusive visitar las cabinas de las aeronaves en exposición

La Base Marambio recibe desde hace más de medio siglo el aporte sustancial del personal de las sucesivas dotaciones de la Fuerza Aérea Argentina. Desde el primer surco de tierra abierto a pico y pala en el Desierto blanco, muchos hombres y mujeres han dejado su huella en la Antártida, presentándose con estricta puntualidad en el mes de octubre de cada año para cumplir con la misión de relevar al personal de dotación saliente, el cual retornará a su existencia habitual luego de 365 días de experimentar una en vida en común –en lo personal y lo profesional– junto a un grupo reducido de personas, en el más completo aislamiento y en condiciones climáticas extremas.


Los pilotos y tripulaciones del Sistema de Armas C-130 Hercules cumplen durante todo el año una función vital, al ser éste el único medio aéreo empleado para el mantenimiento del puente aéreo entre los dos continentes.

La actividad diaria desarrollada por cada dotación reviste especial importancia, debido a que tiene como principal objetivo asegurar la operatividad de la pista de aterrizaje y de los servicios concurrentes al vuelo; el cumplimiento de las normas de conducta para la protección del ambiente antártico y el funcionamiento del Centro Meteorológico; brindar el apoyo logístico a los organismos nacionales, extranjeros e internacionales que realicen actividades científicas en la Antártida; y brindar asistencia en las operaciones aéreas, tareas sanitarias y de búsqueda y rescate que se realicen en la zona.

La Base Marambio fue fundada el 29 de octubre de 1969, gracias al arduo trabajo realizado por la “Patrulla Soberanía”, a partir del cual se logró habilitar una pista apta para la operación de aviones de gran porte con tren de aterrizaje convencional (ruedas), acontecimiento histórico que rompió para siempre con el aislamiento de la Antártida, a la que únicamente se accedía en ese entonces por vía marítima en épocas estivales.


Los pilotos y tripulaciones del Sistema de Armas Bell 412 EP brindan apoyo logístico a la actividad científica y a las bases antárticas argentinas, y asistencia en situaciones de emergencia cumpliendo tareas de búsqueda y rescate.


La Escuadrilla Antártica Águila, integrada por pilotos y tripulaciones del Sistema de Armas DHC-6 Twin Otter, brindar el apoyo operativo y sostén logístico necesario para asegurar las operaciones aéreas asignadas en el Continente Antártico

Este hecho significó un avance cualitativo y cuantitativo en la comunicación con el Continente Blanco, permitiendo incorporar el medio aéreo a la cadena logística de las Campañas Antárticas: traslado de pasajeros, víveres, equipos, maquinaria y elementos esenciales para la actividad del personal desplegado en las bases antárticas. Pero además, añadió un medio de transporte rápido para brindar apoyo a la actividad científica y a las operaciones, capaz de efectuar evacuaciones sanitarias en casos de emergencia y participar en tareas de búsqueda y rescate.


La isla Marambio se encuentra situada en el Mar de Weddell. Comprende una meseta que se eleva a 198 metros sobre el nivel del mar, formada por un suelo barroso de tierra arcillosa congelada (permafrost) del que sobresalen piedras y rocas de distintos tamaños, que se encuentran diseminadas en toda su extensión

En este ciclo continuo Marambio se ha convertido en un centro de importancia logística para el Sector Antártico Argentino y el principal punto de apoyo argentino, al contar con medios aéreos y personal altamente capacitado a disposición durante todo el año, para brindar asistencia en tareas de búsqueda y rescate, evacuaciones sanitarias en casos de emergencia, operaciones de traslado de personal y cargas, y entregas por medio aéreo a través del lanzamiento de carga cuando las condiciones meteorológicas o del terreno no permiten operar con normalidad.


La meseta es barrida habitualmente por los fuertes vientos antárticos, que evitan la acumulación de nieve en el Aeródromo de Marambio

Por otra parte, las singulares características del clima y las particularidades que presenta el terreno producto de millones de años de evolución, han favorecido en conjunto el desarrollo de un ambiente natural de una riqueza y diversidad que reclaman el interés de un amplio espectro de disciplinas científicas.

El trabajo sostenido de las dotaciones antárticas en las instalaciones de la Base Marambio ha mejorado sustancialmente la calidad de vida, incorporando nuevos conceptos y diseños con el objetivo de lograr un equilibrio sustentable en cuanto al ahorro y conservación de la energía, la reducción del impacto de las actividad humana en el medio ambiente antártico, y la incorporación de nuevas unidades, confortables y aptas para albergar y trasladar a otros puntos de la Antártida a grupos de exploradores y científicos.

En estas dependencias el Servicio Meteorológico Nacional brinda un completo estudio de las condiciones meteorológicas de la zona, como parte de la red mundial de meteorología, contribuyendo también a través de radio-sondeos meteorológicos y de la capa de ozono, de radiación solar y análisis nuboso de la atmósfera.


La cantidad de personas que conviven en la Base Marambio varía de acuerdo a la época del año, con un promedio de 70 personas en invierno, y 170 personas en verano, debido a la instalación de campamentos científicos con motivo de la Campaña Antártica de Verano.

Durante todo el año y especialmente en verano, el personal de la Dirección Nacional del Antártico - Instituto Antártico Argentino (DNA-IAA) es transportado por medio de aviones y helicópteros de la Fuerza Aérea Argentina hacia las zonas de estudio para la instalación de campamentos en donde se realizan trabajos de estratigrafía, sedimentología, glaciología, criología, petrografía, biología, arqueología histórica y paleontología.


La pista construida por la “Patrulla Soberanía” tiene una longitud de 1200 metros de largo por 35 metros de ancho, con orientación 06/24, debido al predominio de los vientos del sudeste.

El 29 de octubre de 2020 se realizó como todos los años el cambio de dotación de la Base Marambio, principal base militar y científica que tiene la Argentina en la Antártida, continuando el ciclo iniciado hace 51 años, con la firme convicción de defender la soberanía y contribuir al progreso de la Nación. Aun en tiempos tan inciertos como los que se viven en el mundo actual.


Desde el año 1956 la isla lleva su nombre en homenaje al vicecomodoro Gustavo Argentino Marambio (1918-1953), pionero en sobrevolar el Sector Antártico Argentino.


El vicecomodoro Mario Olezza – pionero y precursor antártico –, fue comandante del Grupo Aéreo de Tareas Antárticas, planificó y ejecutó la Operación "Marambio".


La “Patrulla Soberanía”
En un hecho histórico sin precedentes, un grupo de 21 hombres aislados en la más completa soledad y armado de barretas, picos y palas, trabajaron durante meses para construir una pista que permitiera la operación de aviones de gran porte con tren de aterrizaje convencional (ruedas), teniendo que enfrentar condiciones climáticas hostiles (fuertes vientos y temperaturas que oscilaban entre -30° y -°50 grados bajo cero), comer conservas, convertir el hielo y la nieve en agua para subsistir, y habitar en pequeñas carpas sobre la capa de tierra congelada.