Presidencia de la Nación

A 48 años de la emisión de la primera Licencia de Operación de la Central Nuclear Atucha l

CNA I es la primera central nuclear de América Latina


La Autoridad Regulatoria Nuclear (ARN) conmemora la emisión de la Licencia de Operación de la Central Nuclear Atucha I “Presidente Juan Domingo Perón” (CNA I), hito regulatorio que autorizó el inicio de su producción comercial el 24 de junio de 1974. Se trata de la primera central nuclear de América Latina.

Unos meses antes, el 19 de marzo de 1974, la CNA I había realizado la primera sincronización del turbo grupo con la red, suministrando energía eléctrica al Gran Buenos Aires. Finalizado con éxito este periodo de puesta en marcha, se otorgó la licencia para dar inicio a la operación comercial de la central.

La emisión de la Licencia de Operación estuvo a cargo de la rama regulatoria de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), que en aquel entonces ejercía las funciones ejecutivas de coordinar y estimular las investigaciones atómicas, así como también de controlar las actividades atómicas que se desarrollaran en la República Argentina. Luego, en 1997, la Ley Nacional de la Actividad Nuclear Nº 24804 y su Decreto Reglamentario Nº 1390/98 establecieron las competencias, funciones y regímenes jurídicos de la CNEA y de la ARN, constituyendo los principales antecedentes del marco legal regulatorio para el uso y desarrollo de la tecnología nuclear y de las aplicaciones de la energía nuclear con fines pacíficos que se llevan a cabo en el país.

En 2014, la ARN renovó la licencia de operación de la CNA I, autorizando así su operación hasta el final de su vida útil establecida originalmente por el diseñador, la cual fue alcanzada a principios de 2018.

La continuidad de la operación de la CNA I, más allá de su vida por diseño, fue declarada de “interés nacional” por la Ley Nacional N° 26.566 de 2009, Artículo 15, sancionada por el Honorable Congreso de la Nación Argentina. En función de esta decisión del Estado Nacional, la ARN elaboró un conjunto de requerimientos regulatorios, armonizados con los requisitos de seguridad establecidos por la normativa internacional y capitalizando la experiencia nacional, cuyo cumplimiento le permitiría a la planta superar el límite de vida útil por diseño y continuar en operación.

En 2018, luego de haber verificado a satisfacción el cumplimiento de los requerimientos regulatorios, la ARN emitió la Enmienda a la Licencia de Operación, autorizando así el inicio de la primera etapa de la operación a largo plazo de la central.

Cabe destacar que, en la actualidad, la ARN trabaja en el seguimiento de las actividades vinculadas con el proyecto de Operación a Largo Plazo de la central, incluyendo el control de las tareas realizadas por la entidad responsable, Nucleoeléctrica Argentina (NA-SA). Durante este proceso, la ARN verifica que dichos trabajos se desarrollan de acuerdo con los estándares de seguridad del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

La CNA I es una central nuclear de diseño con reactor de recipiente de presión, que utiliza uranio natural como combustible y agua pesada como moderador y refrigerante. Fue construida en seis años y la industria nacional tuvo la mayor participación posible en el proyecto, especialmente en la fabricación de los elementos combustibles.


Control del estado de la planta a través de la verificación de las variables de proceso más relevantes en la sala de control principal de CNA I

Scroll hacia arriba