23 provincias reafirman el compromiso de trabajar para decir NO al alcohol al volante

De forma articulada, la Agencia Nacional de Seguridad Vial realizará por segunda vez junto a 23 provincias controles de alcoholemia simultáneos en todo el país. La Ciudad Autónoma de Buenos Aires es el único distrito que decidió no sumarse.


El viernes 22 de enero, con la adhesión de 23 provincias se llevará a cabo la segunda edición de Alcoholemia Federal, una iniciativa de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) para atacar, de manera nacional y unificada, un problema que afecta a todo el territorio argentino: el alcohol en la conducción. A partir de un trabajo articulado entre Nación, Provincias, y Municipios, el organismo, dependiente del Ministerio de Transporte, coordinará por segunda vez, en simultáneo, el mismo día y a la misma hora, controles de alcoholemia a lo largo y ancho de todo el país obteniendo como resultado un despliegue inédito de puestos de control y fiscalización en todo el territorio nacional.

Los registros con resultados de todos los operativos realizados se compilarán de forma digital con el fin de conformar una base estadística nacional única que pueda arrojar datos sobre la problemática y poder así delinear futuras acciones de prevención. La primera edición se llevó a cabo el 12 de diciembre pasado con 23 provincias que vuelven hoy a sumarse reafirmando así el compromiso y consolidando la decisión de actuar en conjunto para decirle NO al alcohol al volante.

“La alcoholemia federal es una iniciativa que pone de relieve el consenso generalizado de frenar una problemática que hace años se lleva la vida de miles de argentinos. Es hora de saldar esa deuda con la sociedad toda”, dijo Pablo Martínez Carignano, director ejecutivo de la ANSV. Y agregó “Agradecemos a todas las autoridades provinciales que de inmediato se sumaron a esta propuesta desde el primer día y hoy reafirman su compromiso desplegando una intensa labor en sus jurisdicciones”.

Los siniestros viales son la primera causa de muerte entre los jóvenes de 15 a 35 años y la conducción bajo los efectos del alcohol es uno de los factores determinantes más importantes. Siete provincias argentinas ya tienen ley de alcohol cero, siendo ellas: Córdoba, Salta, Tucumán, Entre Ríos, Jujuy, Río Negro y Santa Cruz. También hay ciudades con alcohol cero dentro de provincias con tolerancia 0.5, siendo la ciudad de Mar del Plata, un ejemplo de esto último.

Algunos datos sobre alcohol y conducción:

  • El alcohol está presente en al menos 1 de cada 4 siniestros viales con fallecidos.
  • El alcohol, incluso desde la primera copa, ya afecta la aptitud para conducir: la percepción se distorsiona, se asumen riesgos aumentados y el auto se transforma en un arma.
  • De acuerdo con datos de Sedronar, el consumo problemático del alcohol es la principal adicción de los argentinos y en los últimos años se dio un fuerte aumento del consumo entre jóvenes y adolescentes.
  • El control de alcoholemia es una política nodal de la ANSV: en 2020 se multiplicaron por 10 los tests respecto de la gestión anterior y se lleva adelante un profundo trabajo federal con todas las provincias de manera mancomunada.

La alcoholemia federal es una iniciativa a desarrollarse y profundizarse mes a mes acorde a los resultados estadísticos que arrojen estas primeras ediciones.