Presidencia de la Nación

¿Por qué es importante leer los términos y condiciones de una página en internet o aplicación?


¿Qué son los términos y condiciones de una aplicación o de una página en internet?

Son las cláusulas legales que establecen la forma en la que podés usar la información y acceder a los contenidos de una página web o de una aplicación. También establecen lo que el dueño de la página o aplicación hará con tus datos personales y con los datos que generes cuando uses las aplicaciones o servicios.

Son condiciones unilaterales. Tenés que aceptarlas para poder usar los servicios de la página web. Cuando aceptás los términos y condiciones das tu consentimiento para que la empresa almacene, procese, analice o utilice tus datos para distintos fines.

¿Qué permito cuando doy mi consentimiento a los términos y condiciones en internet?

Das permiso para la utilización, almacenamiento o análisis de:

  • tu información personal
  • tus datos bancarios o los de tus tarjetas de crédito
  • tus imágenes
  • tus videos
  • tus “me gusta”
  • tus visitas en las páginas de internet

¿Por qué es importante leer los términos y condiciones?

Porque en los términos y condiciones se establece lo que van a hacer con tu información personal.

También te informan sobre los siguientes puntos:

  • para qué se van a utilizar tus datos,
  • si tus datos se van a compartir con otras personas,
  • las medidas de seguridad que van a tener tus datos,
  • dónde se van a guardar tus datos,
  • dónde podés hacer reclamos y hacer valer tus derechos,
  • cómo van a cuidar tu privacidad y tus derechos,
  • qué responsabilidades asume la empresa respecto a los servicios que presta.

¿Qué cuestiones deben informarse en los términos y condiciones?

  • Datos de identificación: se debe informar los datos del profesional o la empresa titular de la página web o tienda online para que los usuarios conozcan a la persona con la que contratan y al responsable de la web en caso de reclamos.

  • Derechos de propiedad intelectual e industrial: se debe informar quién es el titular de los elementos que componen la página web así como el tipo de licencias de uso que se le da a los usuarios. Por ejemplo, si la página tiene un blog es importante establecer la licencia que se otorga a los usuarios sobre los artículos que se publican en la web, o sobre otros elementos como las fotos, videos, logos, etc.

  • Pasos a seguir para contratar: se debe informar al usuario cuáles son los pasos que debe seguir para adquirir los productos o servicios y se le debe indicar cuáles son sus derechos y obligaciones.

  • Producto o servicio objeto de contratación: se debe establecer de forma clara y precisa cuál es el producto o servicio que puede contratar el usuario a través de la web, además debe incluirse una descripción detallada de las características del producto o servicio a contratar.

  • Precios, duración y formas de pago: se debe indicar si los precios incluyen impuestos o si la compra tiene cargos adicionales como por ejemplo, los gastos de envío. Si son contratos de larga duración se debe indicar cuál es el tiempo de duración. Se deben especificar las formas y las condiciones de pago, por ejemplo si es un pago único o mensual, y cuáles son las consecuencias de la demora o la falta de pago.

  • Reglas de conducta: en el caso que sea necesario registrarse como usuario para usar los servicios que se ofrecen en la web, se deben establecer las condiciones específicas de uso, los derechos que se le conceden al usuario y las responsabilidades que asumirá si su conducta no es acorde con las reglas de comportamiento. Por ejemplo si el registro es para un foro, especificar las responsabilidades que asumirá por los comentarios que realice.

  • Responsabilidades: tienen que establecer de forma precisa las responsabilidades que se asumen, así como las limitaciones de responsabilidad.

  • Garantías: es importante dar a conocer al usuario las garantías que tiene por la adquisición de un producto o servicio. Se debe tener en cuenta que en el caso de venta de productos tendrán que incluirse las cláusulas que regulen la responsabilidad por pérdida del producto, reembolsos de dinero y devoluciones.

  • Legislación aplicable y sistema de solución de conflictos: es importante dar a conocer al usuario las normas que serán de aplicación a la relación contractual, así como el sistema extrajudicial de solución de conflictos o los tribunales competentes para resolver las controversias que surjan.

  • Otros: en caso de que se realicen ofertas y promociones deben incluirse las condiciones específicas que regirán las ofertas o promociones. Si se ofrece al usuario un servicio de post-venta, se deben informar las condiciones que regulan este servicio.

¿Qué pasa si firmás los términos y condiciones sin entender lo que dice?

Estás firmando un contrato sin saber que dice. No vas a saber cómo pueden usar tus datos personales, ni por cuánto tiempo los van a conservar o si los pueden vender a terceros.

¿Por qué es importante que los términos y condiciones estén redactados en lenguaje claro?

La normativa legal exige que tengas conocimiento de las condiciones de contratación de un producto o servicio. Por eso, una redacción incompleta o inadecuada de los términos y condiciones puede dar lugar a una sanción por parte de un ente público.
Las condiciones tienen que estar escritas en forma clara, es decir, evitando una redacción ambigua u oscura, ya que el usuario debe conocer y entender las reglas a las que se somete.

Información actualizada en junio de 2022

Activar: 
0
Scroll hacia arriba