Justicia civil


Procesos simples

Trabajamos junto a las provincias para modernizar y unificar los procesos civiles, acortar los tiempos con técnicas orales rápidas y simples, adecuadas a los estándares internacionales. Lo hacemos porque la justicia que se demora no es justicia y para que la relación con el poder judicial no sea una experiencia negativa para el ciudadano.

La prioridad es lograr procesos simples y una justicia amigable, rápida y eficaz, que respete los derechos y garantías.

Protección de la familia

Planteamos una ley procesal de familia con criterios uniformes para todo el país y la modificación de la estructura de los juzgados específicos, para evitar interpretaciones difusas y poder consensuar un punto de partida basado en idénticos criterios. Sistema normativo especial de protección sustentado en normas únicas y precisas.

Descargá las bases para la reforma procesal de la familia

Procesos colectivos

Estamos definiendo una regulación que establezca con claridad el procedimiento normativo para los procesos colectivos, para dar respuesta a la necesidad de contar con herramientas nuevas y específicas que reemplacen los retazos normativos y permitan que el proceso no sea extenuante y finalice en un tiempo prudencial. Se trata de la creación de reglas que ordenen el trámite de estos procesos en los tribunales.

Previsibilidad

Para la inserción del país en el mundo proponemos adecuarnos con una norma exclusiva a los estándares internacionales sobre el arbitraje comercial del derecho mercantil, un instrumento de seguridad jurídica que es vital para atraer inversiones.

La norma le permite al país ser sede de conflictos arbitrales, contar con un método de resolución de controversias comerciales, hacer un claro aporte a la previsibilidad de los negocios internacionales y fomentar inversiones para crear trabajo genuino.