Investigación y Extensión en el INTA


Bajo la premisa fundante en 1956 de “impulsar, vigorizar y coordinar el desarrollo de la investigación y extensión agropecuaria, y acelerar la tecnificación y el mejoramiento de la empresa agraria y de la vida rural”, desde el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria seguimos trabajando para atender las necesidades de los productores del sector y promover su desarrollo.

En tal sentido, nos reconocemos como una institución de vanguardia centrada en el desarrollo, la transferencia, la extensión, la integración y la innovación dentro del territorio de las cinco ecorregiones de la Argentina (Noroeste, Noreste, Cuyo, Pampeana y Patagonia).

Innovación

El INTA releva y prioriza con enfoque innovador, problemas estructurales, estratégicos y emergentes del SAAA a nivel nacional, regional y territorial; promueve la formación y capacitación de sus recursos humanos en las tecnologías y disciplinas necesarias para garantizar la excelencia científica y profesional; fomenta la integración de los 5 Componentes Estratégicos de la Institución (Investigación y Desarrollo, Extensión y Transferencia, Vinculación Tecnológica, Relaciones Institucionales e Información y Comunicación); e incentiva la articulación e interacción de equipos (de INTA y de otras instituciones) propiciando la interdisciplinaridad.

Estructura Programática

La estructura programática del INTA permite organizar recursos y acciones, alcanzar objetivos, aprovechar oportunidades, superar debilidades y cumplir con la misión institucional, identificando temáticas relevantes, capacidades disponibles y vacancias.
El INTA interviene en el ámbito nacional y regional, para atender a cada uno de ellos cuenta con una estructura programática organizada en el ámbito nacional en Programas (por Cadenas y por Áreas Temáticas) y a nivel territorial en Plataformas de Innovación Territorial (PIT).

  • Programas: a través del Coordinador y su equipo de gestión, tiene como misión elaborar con visión sistémica y prospectiva, una propuesta de gestión e implementarla, articulando con los Centros Regionales y de Investigación, y los grupos de I+D extrainstitucionales a nivel regional, nacional e internacional. Asimismo, en el marco del Programa se identifican y coordinan las capacidades del INTA y otras instituciones en la temática/cadenas, y priorizan los temas estratégicos. Cada Programa conforma un Consejo Asesor de programa con actores del sector científico - tecnológico y de la producción para contribuir a reconocer las principales demandas y oportunidades y monitorear el desempeño del Programa y los instrumentos.

  • Plataformas de Innovación Territorial (PIT): Se proponen como ámbitos público-privados regionales/interregionales colectivos para identificar y priorizar problemas y oportunidades que aporten a la innovación regional a corto, mediano y largo plazo. La participación organizada de los diferentes sectores en el proceso de análisis y priorización es fundamental para incentivar las innovaciones, ya que asegura una visión multisectorial y multidimensional y la identificación de las limitantes desde el punto de vista tecnológico, económico, social y ambiental.
    Las PIT constituyen una herramienta interesante al momento de organizar y movilizar las redes de innovación del SAAA. Una función central es mantener actualizados los diagnósticos y estrategias a seguir en el territorio, coordinar la articulación de los instrumentos que se implementen en el territorio y realizar las tareas de monitoreo permanente de las actividades propuestas.
    La escala de abordaje de las PIT, poniendo énfasis en la definición y alcance de los territorios, puede ser:

  • Local/Regional: involucra a uno o más territorios de un mismo Centro Regional.
  • Interregional: abarca un territorio que involucra a más de un Centro Regional con características, problemas y oportunidades comunes que implican conjugar estrategias y acciones sobre ejes que actúan como ordenadores en vistas a un objetivo o núcleo común.
Instrumentos

Los problemas y las oportunidades relevados y priorizados se abordan a través de los diferentes instrumentos institucionales, o en colaboración con otras instituciones públicas y privadas.

Conocé nuestros instrumentos

Extensión y desarrollo rural

Nuestro sistema de extensión y desarrollo rural apoya procesos de intercambio de información y conocimientos para el desarrollo de las capacidades de innovación de los miembros de las comunidades rurales, urbanas y periurbanas. Asimismo, en una estrategia en red junto a gobiernos provinciales, municipales, ministerios nacionales, universidades, ONG, entre otras entidades, impulsa a los productores y a sus organizaciones para que sean competitivos, se desarrollen en un marco de equidad e inclusión social y de cuidado del ambiente.

Para una mejor inserción en los territorios, el sistema cuenta con más de 330 unidades de extensión localizadas en todo el país. La Coordinación Nacional de Transferencia y Extensión es la responsable de orientar las estrategias y acciones implementadas y gestionadas por los Centros Regionales y sus unidades dependientes, entre ellas el Programa Federal de Apoyo al Desarrollo Rural Sustentable (ProFeder).

Las acciones que se llevan a cabo en el ProFeder tienen como eje la transformación del sector agropecuario, agroalimentario y agroindustrial, la inclusión social, la seguridad alimentaria y el manejo sustentable de los recursos naturales. Para ellos se proponen diferentes herramientas de acuerdo con las características y demandas de las poblaciones con las que trabaja.

Programa Prohuerta

Es un programa de políticas públicas que promueve las prácticas productivas agroecológicas para el autoabastecimiento, la educación alimentaria, la promoción de ferias y mercados alternativos con una mirada inclusiva de las familias productoras. Este abordaje territorial e integral llega a las familias productoras a través de la promoción de la producción agroecológica, tanto para el autoabastecimiento, la educación alimentaria, la comercialización en ferias y mercados alternativos y el rescate de especies, saberes y costumbres populares, con una mirada inclusiva que valora y potencia la diversidad. Esta práctica productiva promueve el uso de técnicas amigables con el medio ambiente, el aprovechamiento de recursos locales y el uso de tecnologías apropiadas que mejoran el hábitat y la calidad de vida de las familias productoras y todo su entorno y toda su comunidad.

Ir al sitio de Prohuerta

Minifundio

El objetivo de Minifundio es propiciar acciones para mejorar los ingresos y calidad de vida de los minifundistas, sobre la base de un desarrollo autosostenible que posibilite su transformación, ampliando las posibilidades de capitalización de las explotaciones agropecuarias en las economías regionales.

La pobreza rural en la Argentina está relacionada con la alta incidencia del minifundio en su estructura agraria. Esta forma de producción es típica de más de la mitad de las explotaciones agropecuarias en las economías regionales. Para dar una respuesta a esta problemática, en 1987 el INTA creó el programa Minifundio, del que participan productores con las siguientes características:

  • Escasez de recursos naturales y económicos.
  • Parcelas pequeñas en función del núcleo familiar.
  • Tenencia precaria de la tierra.
  • Baja remuneración de la mano de obra familiar.
  • Falta de tecnología y asesoramiento profesional adecuados.
  • Dificultad de acceso al crédito.
  • Poco poder de negociación en los mercados.
  • Debilidad organizativa.
PROFAM

En 2003 el INTA puso en marcha el Programa para Productores Familiares (Profam), destinado a integrantes de la comunidad rural con las siguientes características:

  • Escala muy reducida
  • Deficientes recursos de estructura
  • Falta de organización
  • Falta de acceso al crédito
  • Dificultad en la comercialización
  • Bajos ingresos

Estos productores trabajan en forma directa en su establecimiento, con la colaboración de su familia. La finalidad del Profam es asistirlos para que:

  • Inicien un proceso de cambio en su organización
  • Mejoren sus habilidades productivas, de gestión y comercialización
  • Generen alternativas que les faciliten superar, a través de la mejora del nivel de ingresos, la situación de estancamiento en la que se encuentran
  • Accedan a mejores condiciones de vida

Acciones
Las acciones del programa están orientadas a promover:

  • Diagnósticos participativos de problemas.
  • Formas empresariales de producción y transformación.
  • La ocupación de la mano de obra familiar y la generación de empleo local.
  • La seguridad alimentaria de las familias.
  • El acceso a información de mercados.
  • La validación y adaptación de tecnologías.
  • La organización de productores hacia formas autogestionarias, para acceder con éxito a los mercados.
Cambio rural

Es un programa que depende de la Secretaría de Gobierno de Agroindustria del Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación, que promueve el crecimiento de la producción rural a través de sus productores, con el apoyo técnico del INTA. Mediante la metodología del trabajo grupal y el intercambio de experiencias, busca facilitar la reconversión productiva, la generación de conocimientos y potenciar habilidades y destrezas de los integrantes del grupo, en los aspectos productivos, organizativos y de gestión.

Ir al sitio de Cambio Rural