Mesas del Asociativismo y la Economía Social


La actual conducción del INAES está profundamente convencida que es posible construir un modelo alternativo de sociedad orientado al bien común. Esta realidad sólo podrá ser construida a partir de prácticas de democracia social, participativa y humanista, la garantía absoluta de los derechos de las personas que, como contrapartida, deben asumir conscientemente sus obligaciones para con su prójimo y la sociedad.
En este contexto, el individuo sólo alcanzará felicidad plena si la comunidad a la que pertenece alcanza niveles de organización, armonía y consenso como para asegurar su realización. La construcción del bien común será el resultado de una acción colectiva.
Para avanzar en este camino es imprescindible la participación, debate, consenso e interacción de las organizaciones libres del pueblo.
La concepción que proponemos se aleja de las prácticas fracasadas del pasado que giraron alrededor del individualismo egoísta (liberal) o del colectivismo estatal en cualquiera de sus formas.