Recuperación de los Bienes Culturales de ELMA


La Coordinación de Recuperación y Conservación del Patrimonio Cultural del Ministerio de Economía tuvo la responsabilidad de salvaguardar todo el acervo cultural de la Ex Empresa Líneas Marítimas Argentinas, E.L.M.A., empresa naviera estatal nacida a partir de la Ley 15.761/1960 y que comenzó sus actividades formales el 24 de Mayo del año siguiente.

E.L.M.A. nació por la fusión de dos compañías navieras, la otrora Flota Mercante del Estado y la Flota Argentina de Navegación de Ultramar, llegando a contar con más de 60 buques que evidenciaron el esplendor y orgullo de poseer una flota mercante de bandera.

“…A partir del año 1992 y hasta el 1997, ELMA ingresó a los procesos de liquidación y reforma del Estado, dejando un acervo cultural incalculable que consiste en maquetas, oleos, esculturas, grabados, y objetos históricos que fueron recuperados por Patrimonio Cultural y alojados en primera instancia en los galpones de Benito Pérez Galdós a través de la realización de ocho mudanzas…” describió el Coordinador General de Patrimonio Cultural, Lic. Mario Félix Naranjo.

Al ser tan amplia y variada la colección de ELMA, los bienes culturales comenzaron a ingresar al Taller de Restauración para ser intervenidas y recuperadas por tandas, para su posterior emplazamiento en distintos edificios públicos de la Administración Pública Nacional, como el Ministerio de Economía o la Sindicatura General de la Nación, como así también en el Centro de Capitanes de Ultramar, la Escuela de Náutica Manuel Belgrano y/o el Museo del Tigre.

El prototipo del buque RIO LUJAN se corresponde con una maqueta a escala en referencia al barco frigorífico Rio Lujan II de origen italiano, construido para la Flota Mercante del Estado como buque gemelo al Rio Gallegos III y botado en el año 1949. Dicha maqueta de 29 centímetros de alto por 117 centímetros de ancho y 15.5 centímetros de profundidad fue producida por Vicenzo Valles y está constituida en madera y bronce.

Este bien cultural se sometió a una intervención restaurativa que consistió en dos grandes procesos, uno de limpieza superficial y otro de consolidación pictórica, además de recomponer piezas faltantes como el barco salvavidas en popa, un pescante, dos hélices, las ventanas de cuerpo central, el asta lateral derecha, el timón, la columna de bandera y algunos tensores sueltos o perdidos.
“…la Coordinación de Recuperación y Conservación del Patrimonio Cultural tiene un compromiso asumido hacia la salvaguardia de los bienes que brindan testimonio de nuestra memoria histórica y ha recuperado más de 500 bienes que integran el acervo cultural de la emblemática empresa marítima en los cuales habita el valor de su testimonio…” concluyó el Lic. Mario Félix Naranjo.