Dengue, zika y chikungunya


Entre todos podemos prevenir la proliferación del dengue, el zika y la fiebre chikungunya. Realizando pequeñas acciones cotidianas podemos detener la reproducción de los mosquitos que transmiten estas enfermedades.

¿CÓMO SE TRANSMITEN?
Mediante la picadura del mosquito Aedes aegypti. La transmisión se produce cuando la hembra de esta especie se alimenta con sangre de una persona enferma y luego pica a una persona sana.

¿CÓMO SE PUEDE PREVENIR?
El mosquito crece en zonas cercanas a las viviendas y solo necesita una cantidad mínima de agua estancada y un poco de sombra para dejar sus huevos y reproducirse. Por lo tanto, tenés que:

  • Evitar tener recipientes con agua asentada
  • Tapar los tanques de agua
  • Realizar tareas de limpieza frecuentemente en patios y alrededores de los hogares
  • Destapar los desagües de lluvias de los techos
  • Mantener piletas de natación limpias y tratadas con cloro
  • Usar repelente al menos cada tres horas sobre la ropa y en los lugares donde la piel esté descubierta

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?

Los síntomas asociados a la enfermedad son: fiebre, dolor de cabeza, de ojos, de músculos y articulaciones. También náuseas, vómitos e irritaciones en la piel. Si sufrís algunas de estas afecciones te aconsejamos:

  • No consumas aspirinas o ibuprofeno y no te apliques inyecciones intramusculares
  • Consultá a un médico lo antes posible para que te dé un diagnóstico correcto

¿LAS EMBARAZADAS DEBEN TENER UN CUIDADO ESPECIAL CON EL ZIKA?

Sí. Porque la enfermedad causada por este virus provoca el riesgo de malformaciones congénitas en embarazadas que contraigan la infección durante el primer o segundo trimestre de gestación. Por eso, te sugerimos que consideres el riesgo de viajar a lugares con circulación del virus.
Recordá que la detección temprana de algunos de estos virus, te permitirá un tratamiento sin complicaciones e impedirá su reproducción.

Para tener mayor información podés visitar el sitio del Ministerio de Salud de la Nación.