¿Quiénes somos?


La Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad fue creada por la Ley 25457.

Es el Organismo dependiente de la Secretaría de Derechos Humanos responsable de garantizar el cumplimiento de la Convención Internacional por los Derechos del Niño, en lo referente al derechos a la identidad (artículo 7, 8 y 11).

  • Impulsa la búsqueda de hijos e hijas de desaparecidos y de personas nacidas durante el cautiverio de sus madres, durante la última dictadura cívico-militar a fin de determinar su paradero y restituir su identidad.

  • Requiere asistencia, información y colaboración del Banco Nacional de Datos Genéticos y ordena la realización de pericias genéticas en dicho Banco.

  • Interviene en toda situación en que se vea lesionado el derecho a la identidad de niños, niñas y adolescentes.

Algunas de las acciones que desarrolla la CONADI

  • Recibe y atiende a las personas que tengan dudas acerca de su identidad .Y en el caso que corresponda, solicitará al Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG) la realización de pericias para determinar la verdadera identidad.

  • Recibe denuncias e información sobre posibles hijos e hijas de personas desaparecidas con el fin de corroborar los hechos denunciados y realizar la presentación jurídica correspondiente.

  • Releva los integrantes de cada grupo familiar de las mujeres embarazadas que fueron víctimas de la represión ilegal en cualquier punto del país con el fin de incorporar sus datos genéticos al BNDG.

  • Investiga casos sobre mujeres embarazadas que fueron víctimas de la represión ilegal y niños desaparecidos durante la última dictadura cívico militar, con el fin de incorporar los datos ge néticos al BNDG*

    *El Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG) es un organismo autónomo y autárquico, creado en 1987 por la Ley 23.511 gracias a la lucha de las Abuelas de Plaza de Mayo. Es un archivo sistemático de material genético y muestras biológicas de familiares de personas que han sido secuestradas y desaparecidas durante la dictadura militar argentina. Su objetivo es garantizar la obtención, almacenamiento y análisis de la información genética que sea necesaria como prueba para el esclarecimiento de delitos de lesa humanidad y cuya ejecución se haya iniciado en el ámbito del Estado Nacional hasta el 10 de diciembre de 1983.