Bandera de La Matanza


Nuestra enseña nació de un certamen escolar realizado en 2004, en el que participaron más de 200 establecimientos educativos del Distrito. Ante el total de presentaciones, un notable jurado seleccionó diez modelos que fueron sometidos a un plebiscito de niños y jóvenes. Como resultado de esa votación, fue elegida la bandera creada por Daniela Ayala y Carla Noemí Aquino, alumnas de 3er. Año 2ª División de la Escuela Polimodal Rural Nº 52 de la localidad de Virrey del Pino.


Descripción y simbología

Nuestra bandera está conformada por un paño azul en homenaje al Río Matanza, verdadera fuente de vida de la zona; el blanco inferior, inspirado en el pabellón nacional, simboliza todo aquello que está por hacerse y que por tanto, permanece impoluto, es la pureza de las sanas intenciones de los hombres y mujeres de bien.

En el centro exhibe un medio sol que, al igual que la bandera bonaerense, alude a la fuerza y el poder. Por sobre el astro rey, como un vibrante corazón rojo se inscribe una estrella federal, y a ambos lados los laureles que con sus ramas verdes invocan la esperanza.

Se conjugan así en nuestra insignia en clave simbólica: nuestra nacionalidad, la pertenencia al primer Estado Nacional y nuestra geografía local. Se condensa, igualmente, el deseo de emprender acciones poderosas para enfrentar un futuro que todavía está por construir a partir de la esperanza y de la firme convicción federal.

Esta síntesis transformada en paño compromete a todos los matanceros con el futuro de la región.