Antecedentes


El Estado argentino ha establecido y gestiona uno de los más antiguos sistemas reguladores de radiación y seguridad nuclear, con más de 60 años de experiencia regulatoria.

La Autoridad Regulatoria Nuclear (ARN) se crea en 1997 mediante la Ley Nacional Nº 24804 de la Actividad Nuclear. La ARN es sucesora del Ente Nacional Regulador Nuclear (1994-1997), que a su vez fue continuador de la rama regulatoria de la Comisión Nacional de Energía Atómica (1950-1994).

La Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), creada el 31 de mayo de 1950 por el Decreto N° 10936/50, nació con las funciones ejecutivas de coordinar y estimular las investigaciones atómicas y de controlar las actividades "atómicas" oficiales y privadas que se llevaran a cabo en el país.

Para 1956 (Decreto N° 22498/56, ratificado por la Ley N°14467), las funciones de la CNEA se reformularon ligeramente, aclarando sus funciones reguladoras:

a) promover y realizar estudios y aplicaciones científicas e industriales de transmutaciones y reacciones nucleares;
b) controlar las aplicaciones científicas e industriales de las transmutaciones y reacciones nucleares, por razones de utilidad pública y prevenir los daños que puedan ocasionar.

La función reguladora de CNEA era ejercida en aquel entonces, por una rama regulatoria bajo la misma administración, que mantuvo los requisitos de independencia desde su inicio, ya que la rama reguladora de la CNEA recibió la autoridad, competencia funcional, recursos financieros y humanos adecuados para cumplir con las responsabilidades asignadas, separadas de la promoción o utilización de la energía nuclear.

El 30 de agosto de 1994 se crea, a través del Decreto N° 1540/94, el Ente Nacional Regulador Nuclear (ENREN) como entidad autárquica en jurisdicción de la Presidencia de la Nación, el cual cumplirá las funciones de fiscalización y de regulación de la actividad nuclear que se encontraban a cargo de la CNEA. En abril de 1997, el Congreso argentino aprobó la Ley Nacional N° 24804 estableciendo la actual Autoridad Regulatoria Nuclear (ARN) como entidad autárquica en la jurisdicción de la Presidencia de la Nación. Las funciones de la autoridad reguladora se fijaron más claramente en los ámbitos de la protección física, las salvaguardias y la no proliferación. El 27 de noviembre de 1998, la Ley Nº 24804 de creación de la ARN quedó reglamentada por el Decreto Nº 1390/98.

En resumen, desde hace más de 60 años, la rama reguladora de la CNEA, el ENREN y, ahora la ARN han sido los organismos oficiales que cumplen las políticas nacionales argentinas en seguridad nuclear y han sido responsables de formular y establecer la estrategia nacional argentina para controlar que las personas y sus hábitats tengan la protección adecuada contra los efectos perjudiciales para la salud que puedan derivarse de la exposición a las radiaciones, como resultado de las actividades con materiales nucleares o radioactivos.